Las monedas más fuertes del mundo son aquellas que tienen un alto valor en los mercados globales, que son usadas por ello en las transacciones internacionales y suelen contar con respaldo y estabilidad en los mercados financieros.

Hablar de monedas fuertes no va ligado a aquellas de mayor uso. Sin ir más lejos, las monedas consideradas más fuertes o de más valor de todo el planeta son de pequeños países árabes productores de petróleo, valor derivado de la demanda de divisa en los mercados internacionales como consecuencia de la necesidad de compra de barriles de crudo por parte del resto del planeta, de forma que no se tratan de monedas fuertemente demandadas por sus características, sino consecuencia de la necesidad de bienes determinadas de alto valor.

abanico-de-billetes

Las monedas más fuertes han ido cambiando a lo largo de la historia conforme se trasladaban los centros de poder, decisión y financieros del mundo, así por ejemplo, durante el primer tercio del pasado siglo la libra esterlina británica acaparaba todo el interés del mundo a la sombra del imperio británico. Posteriormente, durante gran parte del siglo XX fue el dólar, hasta finales de siglo, y actualmente no hay claramente una moneda que se distinga por su fortaleza, aunque si por su demanda (sigue siendo el dólar), lo que ha originado un sistema monetario internacional multidivisa, originado como consecuencia de los liderazgos comerciales regionales en Europa, Asia y América.

Divisas más fuertes del mundo

En este caso, podemos señalar algunas de las divisas más fuertes del mundo:

  • Dólar americano: sigue siendo, pese a su devaluación paulatina, la moneda más utilizada dentro y fuera de América para las transacciones internacionales y como referencia global, si bien su valor y uso ha ido decayendo conforme ascendían otras divisas.
  • Euro: la moneda única se ha consolidado como moneda de uso normal en la UE y de transacción de ésta con el exterior. A pesar de las dos crisis del euro, la moneda ha resistido empujada por la fiabilidad de países como Alemania.
  • Yen japonés: aunque se trata de una moneda muy devaluada en los años 90, sigue siendo un valor referente en todo el mundo y particularmente en Asia, donde el yuan chino no acaba de imponerse debido a la burbuja y desequilibrios de China.
  • Franco suizo: se trata de una de las monedas más fuertes y utilizadas en el mundo fuera del pequeño país que la acoge, y es debido fundamentalmente a la determinación de Suiza como mercado financiero y bancario de primer orden.
  • Libra esterlina: aunque no cuenta con el interés de antaño, la libra sigue siendo un valor muy fuerte fruto de la importancia de la city londinense como centro financiero mundial, hecho que en ocasiones se le otorgue como valor refugio.
  • Monedas del Golfo Pérsico: estas monedas, como el Riyal saudí o el Riyal catarí suelen estar condicionadas por los precios y demanda de barriles de crudo, por lo que su interés y valor sube a la vez que se demanda más esta materia prima. Es por ello que son consideradas monedas de tráfico internacional en la región, dado que son fuertes exportadores de petróleo.

Otras monedas pueden contar con importancia regional en sus respectivas zonas, ya sea por la fuerte demanda de algún bien que comercialice o por la fortaleza de sus exportaciones, sin embargo son las mencionadas las principales con más del 95% de negociación en los mercados internacionales.