¿Cómo puede ayudarnos el voluntariado a encontrar empleo?

voluntariado y empleo

voluntariado y empleoEl voluntariado consiste en realizar una actividad de forma altruista y solidaria dentro de una organización sin ánimo de lucro, con el fin de contribuir a la mejora de la calidad de vida de personas en riesgo de exclusión social o animales, mejorar la cohesión social o la justicia social. Todo esto aporta competencias y valores significativos en la búsqueda de empleo.

Las motivaciones que llevan a las personas a comprometerse con el voluntariado son muy diversas, desde creencias,  deseos de sentirse útiles, emplear el tiempo de ocio, circunstancias personales y familiares, ganas por aprender o mejorar su currículum.

Características del trabajo como voluntariado

  • No es remunerado: El voluntariado no conlleva un pago por la realización del trabajo ni la firma de un contrato.
  • Compromiso social: El principal motivo para realizar el trabajo es la causa para la que se trabaja, y el valor que genera, no la remuneración que se obtiene.
  • Dedicación: Nosotros elegimos el tiempo que queremos dedicar al voluntariado, no viene impuesta por otras partes. Esa implicación es esencial para determinar si un trabajo es voluntario o no.
  • Sectores donde se puede desempeñar: Causas culturales, sociales, medioambientales, sanitarias, proyectos con personas con discapacidad o deportivas, entre otras.

Competencias que se mejoran a través del voluntariado

Según el estudio realizado por el proyecto Reconoce  el 39% de las personas que realizan voluntariado afirman que les ha ayudado a encontrar empleo. Estas son las competencias que se mejoran gracias a haber realizado un voluntariado:

  • Trabajo en equipo: Aprendes a coordinar tareas en grupo, tratar con personalidades muy diferentes, dialogar, discutir y trabajar con un objetivo común.
  • Optimismo y entusiasmo: Intentas fijarte siempre en aspectos positivos, a tratar los problemas con humor, minimizar su impacto y colaboras por que el ambiente de trabajo sea más ameno.
  • Comunicación: Aprendes a comunicarte con personas muy diferentes, a negociar, a empatizar y ser flexible a la hora de adoptar conclusiones.
  • Organización, análisis y resolución de problemas: Surgirán numerosos problemas en el día a día de un voluntario, y hay que ser capaz de organizar el tiempo que dedicamos para optimizar el análisis de las situaciones y proponer soluciones. Hay que darse cuenta de que el que realiza voluntariado no lo hace al 100% de su tiempo, por lo que hay que aprovechar al máximo el tiempo dedicado para ayudar en la causa.
  • Sensibilización y desarrollo personal: Aprendes a valorar lo que tienes, a tratar con tacto y prudencia ciertos temas sensibles. Sientes que tu esfuerzo, ayuda a los demás a mejorar su situación y eso también te reconforta personalmente. Creces y te enriqueces como persona.
  • Habilidades culturales: Si ese voluntariado, además es internacional o intercultural, aprendes nuevos valores, culturas y rasgos sociales muy valorados para empatizar y tratar temas internacionales.

Cuando indicas en tu CV o en una entrevista, que has realizado voluntariado, de manera implícita le estás dando a entender que posees todas estas habilidades sin necesidad de nombrarlas una a una. Estas habilidades sociales son cada día más valoradas por las empresas en sus empleados, por lo que estas acciones pueden abrirte muchas puertas.

Esta es la clave de por qué indicar que realizas voluntariado, define ciertos rasgos personales y destaca tu candidatura frente a otro que no lo tiene. Según el estudio del proyecto Reconoce, este hecho aumenta un 21,2% las probabilidades de tener éxito en el proceso de selección que quienes no lo mencionan.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario

HERRAMIENTAS

LO MÁS LEÍDO DEL MES

DEFINICIONES DE ECONOMÍA