Carsharing

Lectura: 3 min

El carsharing es un sistema para compartir vehículo a través de una empresa que utiliza una plataforma digital para poner en contacto a los usuarios.

El coche puede ser bien, de otro conductor o bien, de la propia empresa. Es una alternativa al alquiler tradicional de vehículos con el objetivo de hacer un uso más eficiente del mismo.

Funcionamiento del carsharing

Dependiendo de la plataforma digital que se utilice, existen varios mecanismos, ya que se puede alquilar un vehículo de un particular o de la propia empresa/plataforma digital.

  • Si el vehículo pertenece a la empresa/APP
    • Selecciona el que más te interesa y le utilizas para ir de un punto a otro de la ciudad.
    • Se paga por el uso que se hecho del vehículo, medido bien por los minutos utilizados o bien, por los kilómetros realizados a través de la APP.
    • La APP cobra una comisión por cada uso realizado del vehículo.
  • Si el vehículo pertenece a un particular
    • Puedes poner en alquiler tu propio vehículo en los momentos que no lo utilices publicándolo en una APP.
    • El usuario que quiera disponer de tu vehículo, lo seleccionará, lo utilizará y realizará el pago por su uso a través de la aplicación.
    • La APP cobra una comisión por cada uso realizado del vehículo.

Ventajas de desventajas del carsharing

Entre las ventajas destacan:

  • No necesitas disponer de vehículo propio para muchos desplazamientos, esto conlleva un significante ahorro en gastos de mantenimiento, seguros y combustible.
  • Al reducir el número de coches en circulación, disminuye el tráfico, el tiempo de desplazamiento y aumenta la disponibilidad de aparcamientos libres.
  • Con menos coches en circulación, disminuyen las emisiones de CO2, lo que supone una de las principales ventajas medioambientales sobre todo en las grandes ciudades.

Entre las desventajas destacan:

  • Inseguridad al compartir coche con desconocidos, sobre todo en ciertos países donde la inseguridad ciudadana es mayor en todos los sentidos, esto es un peligro añadido.
  • Debes ajustar los horarios con el resto de usuarios y adquirir un compromiso para con ellos, lo que supone menos independencia a la hora de viajar.
  • El carsharing sólo está disponible en ciertas ciudades y los desplazamientos están limitados a realizarse dentro de ellas.

Diferencias entre carsharing y alquiler tradicional de vehículos

Aparentemente parece que el carsharing es la expresión inglesa del alquiler tradicional de vehículos, pero lo cierto es que existen diferencias como las siguientes:

  • La tarificación entre las APP de carsharing y las empresas de renting tradicionales son distintas. En el carsharing pagas únicamente por el uso realizado del vehículo, bien por kilómetros recorridos o bien, por tiempo de uso y no por días como habitualmente se había hecho. Además, los gastos de carburante en las APP de carsharing corren a cuenta de los usuarios y no están incluidas en el precio inicial.
  • El carsharing se realiza siempre a través de una plataforma digital y en raras ocasiones, existen sedes físicas de alquiler de vehículos.
  • Las redes de alquiler de vehículos carsharing, únicamente están disponibles en grandes ciudades y no permiten trayectos interurbanos, pues las sedes de flotas donde depositar sus vehículos son mucho más limitadas.

Diferencias entre el carsharing y el carpooling

En ocasiones podemos ver el uso de las expresiones carpooling y carsharing de forma similar, pero las principales diferencias radican en:

  • El carpooling que requiere de una plataforma digital para poner en contacto conductor y pasajeros, que habitualmente son desconocidos entre sí, mientras que en el carsharing puedes conducir tu mismo el coche que se alquila sin necesidad de compartirlo con otros pasajeros.
  • En el carpooling el conductor es el dueño del coche y en el carsharing no, la propiedad es de la empresa que lo facilita o de otro conductor particular que no utilizará el coche en ese momento.
  • Con el carsharing estás haciendo negocio, mientras que con el carpooling simplemente compartes tu vehículo a nivel particular y no existe la obligación de cobrar por ello, únicamente si es a través de una APP.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario