Caza de tendencias (coolhunting)

El concepto coolhunting o caza de tendencias se refiere a la investigación de tendencias y predicciones sobre el ámbito de la moda y el consumo. 

Se trata de un término relacionado con el mundo del marketing y la publicidad. El objetivo es anticiparse a las posibles tendencias para ofrecer esa información a empresas y que tengan conocimiento de las inminentes modas que pueden ponerse en marcha en el mercado.

De esta forma los negocios estarán preparados para ofrecer productos y servicios acordes con las tendencias sociales que destaquen.

Tareas que desarrolla un cazador de tendencias

El cazador de tendencias (coolhunter) es el responsable de investigar y conseguir información sobre las tendencias más destacadas que posteriormente trasladará a la empresa para la que trabaja. Entre sus tareas más destacadas destacan:

  • Investigar: El coolhunter se encarga de investigar lo que sucede a su alrededor, de los comportamientos de la gente, de lo que compran, de lo que visten, de mirar y tomar nota de las actitudes del público en temas como la moda y el consumismo.
  • Fuentes: Para obtener información destacada recurren a internet de la que deben tener un amplio conocimiento en su manejo, a lugares públicos como parques, centros comerciales. El objetivo es estar bien informado de lo que sucede alrededor para conocer al máximo las tendencias.
  • Herramientas: Suele utilizar cámaras, grabadoras, libretas y ordenadores cuando realiza su trabajo que normalmente suele ser en la calle. Este tipo de instrumentos le ayudan a recopilar y anotar todo lo que investiga. Incluso en ocasiones hace bocetos y captura imágenes para anotar la información más relevante.
  • Detecta oportunidades: Uno de sus cometidos más importantes es detectar oportunidades de negocio que pueda aprovechar la empresa. Por ello, recopila datos para valorar posteriormente los productos o servicios que necesitarían los consumidores ante las tendencias que van surgiendo.
  • Identifica amenazas: Observa e identifica amenazas que puedan afectar a la empresa. Esto supone una oportunidad para solucionar estos problemas antes de que acarren males mayores en el negocio.

El coolhunting es una herramienta muy positiva en el sector empresarial. Se ha comprobado que los que la utilizan pueden adelanterse a las tendencias, ofrecer productos que suplan las necesidades del consumidor de forma más acertada y obtienen una ventaja competitiva mayor en sus negocios ya que potencian y mejoran sus resultados lo que les supone una mayor supervivencia en el mercado en el que operan.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario