Estrategia de posicionamiento (Growth hacking)

La estrategia de posicionamiento (growth hacking) es una estrategia para mejorar el posicionamiento de la empresa y aumentar los usuarios en un tiempo récord, con máxima creatividad y con el mínimo esfuerzo. 

Sean Allis define este término en el año 2010. Indicaba en sus inicios que el growth hacking es la manera de obtener cierto crecimiento.

Esta técnica surge como respuesta al problema que tienen las pequeñas empresas que comienzan y startups que no tienen suficiente capital y base estratégica convencional. Por este motivo los responsables de implementar esta estrategia lo hacen de manera innovadora, creativa y conectando con los usuarios especialmente a través de las redes sociales. Éstas son la base principal para desarrollar la estrategia de growth hacking ya que son gratuitas y accesibles desde cualquier parte del mundo.

Una de las acciones más comunes es elaborar contenido atractivo que se convierta en viral para causar impacto en la audiencia y dar a conocer la marca.

Características del growth hacker

Es el encargado de poner en marcha esta estrategia. Se caracteriza por tener lo siguiente:

  • Creatividad: Debe anticiparse y crear formulas que todavía nadie haya puesto en marcha. El objetivo es crecer y posicionar la empresa por lo que deberá aportar acciones que resulten originales y causen impacto entre los usuarios.
  • Capacidad de análisis: Tras poner en marcha las acciones que ha elaborado debe saber analizarlas para obtener resultados que confirmen su efectividad o no. Esto ayudará a mantener las fórmulas en las que ha trabajado o crear nuevas opciones si no funcionan con los resultados que se esperan.
  • Multitarea: Debe tener conocimiento de casi todos los aspectos digitales y saber poner en marcha las tareas. Esto es un plus ya que podrá pensar estrategias digitales en cualquier plataforma y además saber cómo desarrollarlas de manera efectiva.
  • Curiosidad: La investigación continua es otro de los aspectos importantes que ha de realizar este profesional. Ser curioso para adentrarse en cualquier ámbito y conocer todo aquello que se está haciendo para obtener nuevas ideas.

No existe un proceso estandarizado, pero el responsable de poner en marcha estas estrategias genera ideas, prioriza cuales son las más importantes, las valida, las pone a prueba y las monitoriza para obtener los resultados.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario