Hosting

Lectura: 2 min

Un hosting es el espacio donde se aloja una página web para que pueda ser visualizado por cualquier usuario a través de un dominio mientras navega por Internet.

El hosting es, en definitiva, el uso y provecho que se hace de esos mismos servidores web con todos los recursos de los que disponen. Para nuestra estrategia de marketing resulta esencial disponer de una web alojada en un hosting de calidad.

Esos espacios se almacenan en los denominados servidores web.

Tipos de hosting

Estos son los más destacados:

  • Hosting compartido. Es el de más generalizado uso porque es el más barato al compartir gastos entre varios usuarios. Varios hosting comparten un mismo servidor y todas sus propiedades (memoria, disco duro…).

Es de tipo privado. No se requieren conocimientos avanzados; el mismo usuario puede acceder al panel de control. Si se necesita más capacidad porque se consumen más recursos, no hay problema.

Por contra, utilizar un hosting compartido conlleva una serie de desventajas, como por ejemplo el hecho de que la web funcione más lenta si existe sobrecarga de datos; o disponer de menos recursos por la escasa potencia que tiene el servidor.

  • Hosting dedicado. Es un servidor de potencia que resulta recomendado para webs que usen muchos datos y tenga muchas visitas. Hace uso de un servidor solo para él y cuenta con disponibilidad de recursos. No comparte espacio con otros hosting y su atención al cliente es mucho más personalizada.

¿Qué inconvenientes comporta? Es un hosting más caro porque todos los recursos se focalizan en tu dominio. Y resulta necesario contar con conocimientos técnicos más avanzados.

  • Hosting elástico. Está a un nivel intermedio entre el hosting compartido y el dedicado. Se va ajustando progresivamente a las necesidades del usuario según el rendimiento que ofrece su web.

Es más potente que el primero, pero más económico que el segundo. Dispone de un servidor propio, aunque casa usuario cuenta con un hosting de tipo compartido. No se requieren de conocimientos avanzados.

  • VPS (Servidor Virtual Privado). En este caso se trabaja sobre un servidor virtual que se ha creado en concreto para un hosting con una serie de recursos determinados.

Como su propio nombre indica, al ser privado, no se comparte con ningún otro usuario. Es como si tuviera un hosting físico solo para cubrir sus necesidades.

  • Hosting en la nube. Especialmente dedicado para webs o aplicaciones que hacen uso de mucha potencia, es decir, que tengan muchas visitas.

Se adapta a las necesidades del usuario, dependiendo de los recursos que vaya utilizando. Cuenta con recursos ilimitados para cualquier tipo de web.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario