Mindfulness (atención plena)

El mindfulness o atención plena es un concepto psicológico que determina un estado en el que se trata de prestar atención al momento presente, tal cual, sin concesiones, ni juicios.

Más ampliamente se conoce como mindfulness a la práctica de la atención plena del momento actual, de percibir los pensamientos, emociones y sensaciones del presente, sin mostrar juicios de valor, dejando que fluyan libremente y evitando rumiaciones internas.

¿En qué se basa el Mindfulness?

Está basado en una técnica de meditación de la India, denominada Vipassana, que consiste en tomar conciencia del momento presente en el que nos encontramos.

A partir de los años 70, se utiliza esta técnica para aplicarlo a tratamientos psicológicos y psiquiátricos, especialmente orientados a la reducción de la ansiedad y la depresión.

Jon Kabat-Zinn, profesor de Medicina, introdujo esta serie de estrategias en el mundo occidental con fines terapéuticos. Es el creador del método Reducción del Estrés basada en la Atención Plena.

¿Cómo comenzar a practicar Mindfulness?

Hay dos opciones: practicas formales e informales.

  1. Prácticas informales: son aquellas que se realizan percibiendo el entorno y que se terminan por integrar en la vida diaria. Por ejemplo: salir a dar un paseo y ver con detenimiento el paisaje, los sonidos que se van aconteciendo durante el trayecto, el susurrar de los pájaros.
  2. Prácticas formales: aquellas en las que se establece un tiempo concreto para su práctica durante el día. Por ejemplo: sentarse en silencio durante media hora concentrándose en la respiración.

Beneficios del uso de Mindfulness en las empresas

La práctica en las empresas en uno de los usos que se dan en la actualidad. Esta técnica permite una gestión adecuada del estrés, una mejora de las relaciones interpersonales y un aumento de concentración en las actividades que se desarrollan a diario.

Desde el punto de vista científico, la introducción del uso de Mindfulness a nivel empresarial permite que los empleados tengan cambios neurobiológicos y mentales para observar sus experiencias y emociones de una forma más objetiva.

Otros beneficios de la práctica de Mindfulness que obtendrán los empleados:

  • Incremento de la concentración y las tareas programadas.
  • Reducción del estrés y la ansiedad.
  • Aumento de la creatividad.
  • Menor rumiación.
  • Aumento de la empatía.
  • Mayor presistencia.
  • Autoregulación emocional.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario