El Grupo Financiero Inbursa, perteneciente a Carlos Slim -el segundo hombre más rico del mundo, detrás del estadounidense Bill Gates, según Forbes- se ha hecho con los mandos del Banco Walmart por 3,612 millones de pesos, cerca de 245 millones de dólares (unos 220 millones de euros). Una operación en la que se refleja que el consorcio, propiedad del magnate, sigue avanzando en el mercado de los bancos mexicanos y consolidando su poder económico.

slim-705x1024La adquisición fue anunciada en diciembre pasado, cuando las autoridades determinaron que Grupo Inbursa tenía la autorización de la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) para comprar Banco Walmart. De hecho, el órgano regulador descartó que la operación afecte a la competencia y libre concurrencia, según la resolución publicada este martes en su boletín mensual.

Así pues, Inbursa se ha hecho con el 100% del banco propiedad de Walmart de México a un precio “equivalente a 1.7 veces capital contable”, según informan las entidades. En este sentido, hay que recordar que actualmente Banco Walmart cuenta con más de 1.5 millones de clientes, una cartera de crédito de más de 5.000 millones de pesos (unos 290 millones de euros) y capital contable de aproximadamente 2.100 millones de pesos (cerca de los 122 millones de euros).

Tras la operación, Enrique Ostalé, presidente del Consejo de Administración de Walmart de México y Centroamérica, afirma que “estamos convencidos de que el dinamismo, innovación y cultura de servicio de Inbursa permitirá extendernos con una oferta competitiva de crédito en nuestros formatos de negocio que ayude a incrementar la capacidad de compra de nuestros clientes y sea un motor adicional para incrementar nuestras ventas”.

Cabe destacar que Banco Walmart tenía su principal nicho empresarial en las ventas a través de su tienda de autoservicio. Razón por la que Grupo Inbursa “se preparó para aprovechar la recuperación de la economía y ampliar su participación en el negocio de préstamos, con márgenes financieros más altos que los créditos comerciales”, según sostiene la compañía de Slim.

De hecho, la empresa Walmart comenta que “esta adquisición, aunada a la alianza comercial con Walmart de México -cadena líder en nuestro país- permitirá a Grupo Financiero Inbursa acelerar la implementación de su estrategia de banca retail, ofreciendo a más clientes productos atractivos y el mejor servicio”.

Y es que Inbursa, liderada por Marco Antonio Slim Domit -hijo del empresario mexicano-, es una de las entidades financieras más diversificadas del país y mantiene posiciones de liderazgo en México en los segmentos donde opera. Más en concreto, Frank Ernesto Aguado, uno de sus principales ejecutivos, indica que ambos grupos estarán “promoviendo los productos en las tiendas y compartiendo las utilidades que se generen por la colocación de estos, utilidades que se calcularían después de los gastos de operación, de colocación y por quebrantos que genere la colocación de estos créditos”.

Finalmente, Aguado añade que “con los productos que contamos podemos asegurar que nuestro número de clientes se incrementará. Es más, la fuerza de ventas con la que distribuimos hoy es un arma importante después de 30 años desarrollando el área de negocio. Y no hay que olvidar que cerca de 15.000 empleados estarán apoyando la estructura física”.