Tras la inclusión de Palestina en la organización, países como EEUU, han declarado públicamente que abandonan la Unesco, ya que no les parecía tolerante que un país como Palestina ingresase en la organización. Esta decisión de EEUU ha llevado a otros países como Israel a seguir los mismos pasos y dejar esta organización, lo que para la Unesco ha sido un verdadero varapalo y así lo dijeron en su comunicado donde decían que “lamentaban profundamente” las decisiones que se han tomado y que estas salidas serán una gran pérdida para el multilateralismo.

La Unesco, Organización de Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura (en ingles United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization), para el que no lo sepa, es una agencia especializada perteneciente a la ONU que nace con el objetivo de contribuir a la paz y la seguridad mundial mediante la comunicación, la ciencia, la cultura y la educación.

Esta organización está conformada por un gran número de países en el mundo y su contribución e importancia es mas que notable. La Unesco comenzó en el 1945 con 20 países miembros, a día de hoy ya la conforman 195 países miembros y 8 asociados con su última incorporación en 2011, la de Palestina.

Esta incorporación generó muchas tensiones para algunos países, entre los que se encuentra EEUU, que no se tomó muy bien la noticia de la incorporación y que de inmediato, dejó de pagar sus aportaciones a la organización.

Con la entrada de Donald Trump, es bien sabido que no se caracteriza por ser un presidente con buenas relaciones con los países islamistas y del este. Por estas mismas razones y por unas causas, que según el presidente Trump cita de fundamentales para el correcto desarrollo de la organización como es la de una reforma en la organización y la de ir contra los interese de países como Israel con la inclusión de Palestina, EEUU se retira oficialmente de la Unesco.

Según la directora general de la Unesco, Irina Bokova, esta acción representa una gran pérdida para la Unesco y para la familia de las naciones unidad, a la vez de una gran pérdida para el multilateralismo, aunque sí dijo que esta baja no significa un fin para la Unesco y que se continuará con el trabajo para construir un siglo XXI más justo, pacífico y equitativo.

Con todo esto, Bokova no quiso representar signos de debilidad ante EEUU y anunció que la pérdida de EEUU para la Unesco, aunque sea un gran país, no representa la mayor pérdida de la Unesco, ya que según Bokova, “nunca la Unesco había sido tan importante para los EEUU ni EEUU para la Unesco”.

Pese a todo esto, los EEUU, desde el Departamento de Estado de Washington, expresó su deseo a la Unesco de no abandonar definitivamente la organización del todo y establecer una misión permanente como país “oberservador” ante ese organismo.

Israel se suma a EEUU y deja la organización

Días mas tarde de que EEUU anunciase su retirada oficial como miembro de la Unesco, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunciaba que su país ya había comenzado a organizar todos los preparativos para que Israel abandone la organización, convirtiéndose así en otra gran baja para la Unesco.

Según el representante de Israel ante la Unesco, Carmel Shama-Hacohen, había recomendado al país la orden de dejar la organización mucho antes de conocerse las declaraciones del primer ministro.

Según indicó el representante en sus declaraciones, la razón de abandonar la organización es que “la Unesco había perdido la senda profesional en pro de los intereses políticos de ciertos países en los últimos años”, por lo que ha recomendado al primer ministro que se una a EEUU y se retire inmediatamente de la organización.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) denuncia a EEUU e Israel de politizar la Unesco

Ante las declaraciones de los principales representantes de EEUU e Irsael, la miembro del comité ejecutivo de la OLP, Hanan Ashrawi, denuncia de que los actos de abandono de la Unesco por parte de ambos países es un intento de politizar la organización para cubrir la impunidad e ilegalidad de Israel.

Hanan Ashrawi declaró que Washington y Tel Aviv, capitales de ambos países, decidieron estar en contra estos principios básicos con una organización internacional que tiene como objetivo principal el de servir a la humanidad compartida, algo que no casaba muy bien con las declaraciones del representante israelí, el cual decía que no se estaban favoreciendo los intereses de Israel y que existía un sesgo antiisraelí en el organismo internacional. Un sesgo que la funcionaria palestina tachó de una acusación falsa, ya que no comprendía las acusaciones a la Unesco por un presunto sesgo.

Además, Hanan Ashrawi indicó que si EEUU continuase con las amenazas de retirada de los organismos que ofrezcan la inclusión de Palestina, podría quedar fuera la mayoría de organismos internacionales.

Ya con el presidente Barack Obama, los presupuestos destinados a la Unesco se redujeron a mínimos por la decisión del organismo de aceptar la incorporación de pleno derecho de Palestina, hasta su congelación posteriormente. Acciones que la funcionaria palestina tacha de poco constructivas para la paz mundial, con lo que añadió que una acción mas constructiva sería la de hacer que Israel rindiera cuentas por las violaciones de los derechos palestinos y hacer que se ciña al derecho internacional y cumplir con sus obligaciones internacionales.

Una situación, que junto a las tensiones con otros países como Corea del Norte, pone a EEUU en otra nueva situación de conflicto y que no es, para nada, beneficioso para la paz mundial.