“El 12% de los empleados españoles podrán ser sustituidos por robots en los próximos años”. Con este alarmante dato de la OCDE, nos planteamos hipótesis sobre cómo va a ser el futuro de los trabajadores, qué profesiones desaparecerán, cuáles se crearán o cómo podremos convivir robots y humanos.

La cuarta revolución industrial o la comúnmente denominada “transformación digital”, ha llegado y está cambiando nuestros hábitos de vida y trabajo.

“Uno de cada cuatro empleos será para una máquina en 2020” según CCOO.

Que los robots sirvan para mejorarnos la vida y no para convertirse en una amenaza, depende de sus propios creadores, es decir, los seres humanos. La robótica tiene unas leyes básicas que llevan escritas más de 70 años que cumpliéndose, evitarán entrar en conflictos:

  1. Un robot no debe hacer daño a un humano
  2. Un robot siempre debe obedecer a un humano
  3. Un robot debe obedecer su propia existencia

Usos de la robótica

Los robots están cambiando el panorama laboral y algunas de sus aplicaciones más novedosas y muchas ya, comunes son:

  • Sanidad:Da Vincci” un robot que practica la cirugía. Es manejado por un médico y es capaz de tener una precisión mayor que un humano. Lleva 3 millones de operaciones en todo el mundo y con efectos muy positivos en los pacientes que acortan su periodo de recuperación.
  • Terapia:Paro” la foca artificial que ayuda a enfermos de alzhéimer y depresivos a sobrellevar esta enfermedad. Actúa como un peluche/mascota, proporcionando una sensación de cariño y afecto entre quienes tratan con ella.
  • Atención al cliente o asistencia técnica: “Los chatbots” o lo que es lo mismo, máquinas capaces de entender y procesar el lenguaje, entrenadas mediante inteligencia artificial para ayudar a los consumidores y usuarios. IBM Watson ha desarrollado una tecnología cognitiva en la que un robot contesta a los mensajes y dudas de los usuarios, dialoga con el personal además de asesorarle durante su trayectoria en una web o en una tienda, en un proceso de compra, concierta citas en el médico …
  • Banca: Los cajeros automáticos y la banca electrónica sustituirán a más de 150.000 trabajadores del sector en los próximos años. La agilidad y comodidad de realizar trámites online o en un cajero, sin necesidad de presencia humana, es una ventaja para los usuarios y un incremento en la productividad de las entidades. Las “fintech” son una potencia aún por explotar y que dará mucho de que hablar en los próximos años.
  • Operarios de fábricas:  Cada vez estamos más habituados a ver cómo las máquinas sustituyen al personal de las cadenas de montaje. Por su mayor rendimientos, productividad y precisión.
  • Repartidores e industria logística: El mundo de los drones está revolucionando la forma y agilidad para la entrega de productos. Amazon utiliza esta tecnología y pronto será un habitual. En Nueva Zelanda, Domino´s pizza reparte a domicilio con drones. Ha sido una prueba piloto pero no deja de ser el futuro más cercano. La logística es uno de los sectores que más pronto acabarán implantando la robótica en sus procesos.
  • Recursos Humanos: El filtrar grandes bases de datos curriculares gracias a la inteligencia artificial es posible. Jobfie.es es una de estas herramientas que ahorran tiempo y agilizan el trabajo de los reclutadores.
  • Seguros y procedimientos administrativos: Gestión de multas y otros trámites que requieren de constante papeleo y procesamiento de datos, es posible gracias al big data, la inteligencia artificial y los robots. Por ejemplo, Dvuelta ha gestionado 1 millón de multas en el último año gracias a la digitalización de sus procesos.
  • Los taxistas: La amenaza real de los taxistas, no es Uber ni BlaBlaCar, sino los coches autónomos. En Tesla o Google ya son una realidad, pero todas las marcas automovilísticas están avanzando en estos procesos. El taxi del futuro es un coche autónomo, con conducción eficiente y optimización de rutas.

¿Cómo se plantea el futuro con los robots?

En los próximos años, la robótica destruirá un gran número de empleos a la par que creará otros nuevos, que hoy en día no sabemos ni cómo se llamarán. Esta situación, alterará el sistema educativo, el sistema de salarios y políticas de empleo, fiscalidad y productividad de las empresas…

Aún hay escasas regulaciones sobre el uso y aplicación de ciertas tecnologías y robots.  La protección de datos, el código penal, el código de comercio, cotizaciones a la seguridad social, la ley de comercio electrónico… son materias susceptibles del cambio y adaptación a la transformación digital. Será preciso una adaptación de estos aspectos legales, aunque deben ser rápidos porque la velocidad a la que avanza la innovación es asombrosa.

Frente a esta destrucción de empleo, una de las alternativas es proporcionar una renta básica universal acompañada de una reducción de jornadas laborales. El fin es de intentar mantener al mayor número de personas empleadas posibles, aunque sea a un salario más bajo y que se pueda compensar con esta renta básica para poder mantener un nivel de vida medio.

¿Cuándo me sustituirá un robot en mi puesto de empleo?

La BBC ha elaborado un ranking con los puestos de empleo y su tendencia a la sustitución por robots. Introduce tu profesión en este enlace y sabrás cuánto tiempo de vida estimado le queda.

  • Profesores, enfermeros, psicólogos, terapeutas… son las profesiones menos probables en desaparecer debido al elevado componente social, humano y la empatía necesaria para su desempeño.
  • Los artistas y creativos como músicos, pintores, diseñadores… continuarán existiendo porque la imaginación y la creatividad no podrán ser reemplazadas por un robot.
  • Puestos donde se requieren habilidades de negociación como los directivos o comerciales, seguirán necesitando el factor humano, la improvisación y creatividad para su desempeño.
  • Ingenieros, programadores, expertos en analítica de datos… son las profesiones del futuro. Los robots necesitan ser diseñados, programados y entrenados por humanos. La gran cantidad de datos que se procesarán, necesitarán ser analizados por expertos en big data para la mejora y optimización de procesos.

La robótica está presente en las empresas, esto es un hecho. Ahora el gran reto es ¿Estamos preparados para el cambio?