Las Cuentas Nacionales constituyen un sistema integrado de cuentas macroeconómicas que busca reflejar los aspectos más relevantes de la economía de un país.

Las cuentas nacionales tienen como objetivo principal presentar de manera resumida y coherente, los flujos de producción, consumo y acumulación que se dan en un país, durante un determinado período de tiempo. Asimismo, las cuentas nacionales reflejan cómo se produce (estructura de costos) y los cambios estructurales que se pueden dar en la economía (por ejemplo un cambio relevante en la tecnología de producción).

Componentes de las cuentas nacionales

Las cuentas nacionales se guían por un conjunto de definiciones, conceptos, clasificaciones y normas contables que son ampliamente aceptadas a nivel internacional (esto es, que son aceptadas y utilizadas por gran conjunto de países).

Los principales componentes son:

  1. Actividades y transacciones: las actividades son producción, consumo y acumulación. Las transacciones en tanto, se refieren al intercambio o interacción que ocurre entre dos o más agentes de la economía.
  2. Sectores institucionales de la economía: son los hogares y las entidades jurídicas.
  3. Cuentas: cuentas corrientes y de acumulación. Registran la producción, utilización y acumulación de bienes y servicios.
  4. Balances: presentan el valor de los stocks de activos y pasivos.
  5. Cuadros de oferta y utilización: presentan de manera resumida como se distribuye la producción entre los diversos usos (incluyendo la acumulación)

Cabe mencionar que no es posible medir con total exactitud los flujos económicos debido a la falta de información y/o a que sería muy costoso hacer una medición detallada. Dado lo anterior, las cuentas nacionales son una estimación y por ende, es muy relevante que la metodología que se utilice sea rigurosa y se encuentre bajo una constate revisión.

Para qué se usan las cuentas nacionales

Las cuentas nacionales tienen diversos usos, entre los que se destacan:

  1. Seguimiento de la economía: los agregados de las cuentas naciones permiten observar de manera resumida un gran volumen de información, de esta forma se facilita el análisis del comportamiento y evolución de la economía de un país. Así por ejemplo, agregados económicos como el PIB o PNB que forman parte de las cuentas nacionales son ampliamente utilizados para medir el desarrollo de un país y estimar el nivel de bienestar que pueden alcanzar sus ciudadanos.
  2. Análisis macroeconómico: las cuentas nacionales se pueden utilizar para estudiar y analizar los mecanismos que operan en la economía. Así por ejemplo, cómo el crecimiento de la inversión afecta el desarrollo futuro de un país.
  3. Comparaciones internacionales: dado que las cuentas nacionales constituyen un sistema estandarizado y aceptado, es factible hacer comparaciones de los agregados económicos de diversos países. Si cada país utilizara su propio sistema de medición, la comparación sería casi imposible.