Consultor de comunicación

Un consultor de comunicación es un profesional especializado en proponer estrategias publicitarias, y de comunicación teniendo en cuenta las necesidades y demandas que requiere una empresa, o proyecto.

El consultor de comunicación de una empresa se encarga de valorar las necesidades de comunicación, y publicidad que son necesarias para el negocio. Para poder llevar a cabo con éxito su trabajo, debe conocer el mercado al que se dirige, la clientela, los servicios y productos de la propia empresa, y la competencia.

Conociendo en detalle este tipo de elementos podrá designar las acciones publicitarias más eficaces para dar notoriedad a la empresa en los medios de comunicación, y entre el público.

El objetivo de un consultor de comunicación es definir el rumbo hacía el que debe dirigirse la empresa, y comprobar que todos los departamentos están en línea para conseguir los objetivos propuestos.

Tareas principales de un consultor de comunicación 

Existen cinco tipos de tareas fundamentales que desarrollar este profesional:

  • Definir una estrategia: Una de las tareas fundamentales es elaborar estrategias que estén acordes con los objetivos propuestos por la empresa. Por ejemplo: si una compañía quiere dar a conocer una crema para embarazadas tendrá que articular las estrategias necesarias para conseguir ese propósito.
  • Colaborar con los departamentos: Es fundamental para que haya una colaboración y alineamiento entre todos los departamentos de la empresa que sean conocedores de esta estrategia, de los propósitos, y del trabajo conjunto para conseguirlo.
  • Implementar la estrategia: Cuando el consultor de comunicación tiene la estrategia definida, la ha presentado al resto de la empresa, y es una base sólida para conseguir los objetivos iniciales. Es el momento de implementarla, y para ello se establecerán una serie de acciones que serán la clave para su éxito. Si tenemos un plan es fundamental esta tarea ya que de no ponerla en marcha no tendría sentido el haber elaborado la hora de ruta a seguir. Ejemplo: rescatando el ejemplo anterior sobre el producto para embarazadas, se podrían definir algunas acciones dentro del plan como anunciarse en revistas especializadas para mujeres, ofrecer muestras gratuitas, campañas publicitarias en las redes sociales segmentado el sector interesado, que en este caso sería la mujer. Estos son algunos ejemplos de acciones dentro del plan estratégico general que se ha elaborado.
  • Medir los resultados: Una vez se han realizado las acciones anteriores, se han de comprobar que tipo de resultados se han conseguido. Para ello hay que hacer una medición, y ver cuales han funcionado, y cuales podrían mejorarse para el futuro.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario