Derechos de denominación

Lectura: 2 min

Los derechos de denominación son una técnica publicitaria por la que una entidad adquiere derechos para poner nombre a un recinto o un determinado evento durante un periodo concreto de tiempo.

Se trata de una denominación que se utilizaba en su versión inglesa, pero que se ha ido adaptando al español sin dificultad y sin perder matices de lo que supone su significado real. Una empresa a través de una serie de derechos que adquiere refleja su nombre en un evento, o recinto. Esa es la principal función de esta técnica de publicidad.

En inglés se conoce como naming rights.

Ejemplos del uso de derechos de denominación

En los propios medios de comunicación hay ejemplos donde se utiliza este concepto. Entre ellos noticias que se publican de manera continua.

  • El Barcelona firma el contrato de derechos de denominación más importante de la historia, en el que podrá poner su nombre en un recinto muy reconocido de la capital.
  • Metro de Málaga da un paso más en la aplicación de los derechos de denominación, y las empresas podrán reflejar su nombre a través de la adquisición de los derechos necesarios, en las estaciones que existen.
  • El Atlético vendió sus derechos de denominación a la empresa Wanda y llamó a su estadio Wanda Metropolitano.

Estas son algunas frases que se pueden ver en los titulares donde se utiliza este concepto.

Otras expresiones relacionadas con la traducción al español de naming rights son derechos sobre el nombre y derechos de denominación comercial.

Cambios en las denominaciones

Si bien algunas denominaciones no cambian como la de los nombres propios y la de la mayoría de las cosas que se utilizan, hay otras como el nombre de un organismo, institución, evento o materia que se dicta en una facultad que son susceptibles de sufrir un cambio en su denominación. Todo, sin que por ello se resienta su identidad, algo que sería imposible en el caso de los nombres propios.

En ocasiones, los cambios en las denominaciones responden a aclaraciones o para hacer una mejor distinción sobre algunas cuestiones, situaciones o instituciones.

La característica fundamental del derecho de denominación es que el comprador obtiene una estrategia publicitaria para promover sus productos y servicios.

Se pueden dar diferentes combinaciones como por ejemplo adjuntar la marca de la corporación al final o al inicio de un nombre genérico, American Airlines Arena. La marca añadió arena porque así se conocen en el idioma inglés a los estadios multifuncionales que están cubiertos.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario