Suceso elemental

Un suceso elemental es cada uno de los posibles resultados de un experimento aleatorio.

Cuando hablamos de suceso elemental, hablamos de un resultado simple. Se trata del resultado más simple que podamos obtener de un experimento aleatorio. Así por ejemplo, el lanzamiento de un dado una vez, está compuesto por seis sucesos elementales. Cada una de los seis resultados posibles al lanzar el dado una vez, es un suceso elemental o resultado elemental.

En teoría de la probabilidad es el primer concepto que se estudia. Y, cabe mencionar, que se estudia junto con el concepto de espacio muestral. De tal forma, que el espacio muestral está compuesto por todos los sucesos elementales.

Otro ejemplo bien sencillo, sería lanzar una moneda una sola vez. Los sucesos elementales del lanzamiento de una moneda son dos: cara y cruz.

Ejemplo de suceso elemental

Aunque ya hemos puesto dos ejemplos que dejan claro el significado de suceso elemental, cabe destacar que no siempre es tan sencillo. En ocasiones, el experimento aleatorio que se quiere estudiar no es tan sencillo. Supongamos, entonces, un ejemplo algo más complejo.

Imaginemos que disponemos de una urna. En el interior de esta urna se encuentran 5 bolas rojas, 4 bolas azules y 2 bolas blancas. El experimento aleatorio consiste en coger una bola y ver qué bola hemos sacado. Los sucesos elementales de este experimento serán:

Ω = (Br1, Br2,Br3,Br4,Br5,Ba1,Ba2,Ba3,Ba4, Bb1,Bb2)

Es decir, un suceso elemental sería sacar, por ejemplo, la bola roja 1 (br1). Otro suceso elemental podría ser sacar la bola blanca 2 (bb2). De este modo, la extracción de cada una de las bolas es un suceso elemental.

Diferencia entre suceso y suceso elemental

Los conceptos de suceso y suceso elemental están íntimamente relacionados. Pero no, no son lo mismo. Un suceso suele ser algo más amplio y puede o no coincidir con el suceso elemental. Por ejemplo, en el lanzamiento de un dado:

  • Suceso elemental: Un ejemplo de suceso elemental en el lanzamiento de un dado sería el 3.
  • Suceso: Un ejemplo de suceso podría ser que salga un número mayor que 3. Para que se cumpla este suceso basta con que salga como resultado del lanzamiento el número 4, el 5 o 6

Para diferenciarlos, en lugar de simplemente “suceso” se puede nombrar como suceso compuesto.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario