Fintonic, la Startup española del sector fintech ha cerrado una ronda de financiación con la participación de grandes empresas como ING Group o el grupo asegurador PSN. El objetivo de esta inyección es el impulso de su crecimiento en España y Latinoamérica, además de incrementar la propuesta de valor a los usuarios. Las empresas Rousaud Costas Duran y Financial Managers han actuado como asesores del proceso.

Si observamos el panorama actual, podemos observar como cada vez son más las personas que se han sumado a este cambio radical en el mundo de las finanzas.

La aparición de las Fintech está creando un cambio disruptivo en el sector financiero, algo que ya preocupa desde hace mucho tiempo a las entidades bancarias, que buscan asociarse y aportar financiación a estas empresas, siempre y cuando se creen alianzas y sinergias para reducir la amenaza y el posible impacto que generen.

La última Fintech que ha venido pisando fuerte es Fintonic, una compañía líder dedicada a la optimización de las finanzas personales. Una App que permite organizar todos los movimientos de todas las cuentas bancarias, aunque provengan de distintas entidades. Además, Fintonic cuenta con un sistema exclusivo de alertas y consejos, los cuales indican al cliente su situación financiera y su perfil de crédito.

Fintonic también le ofrece a sus clientes la posibilidad de contratar préstamos y seguros directamente desde la App sin la necesidad de cambiar de banco. Fintonic posee acuerdos con más de 40 compañías y recomienda a sus clientes la propuesta más ajustada a su perfil y condiciones.

En la ronda de financiación, Fintonic ha logrado conseguir una cantidad de 25 millones de euros, cantidad que destinará, como hemos indicado en el segundo párrafo, a impulsar el crecimiento de la empresa y convertirla en el mayor optimizador financiero del mundo.

Tras la ronda de financiación, el accionariado de Fintonic queda muy diversificado. Entre sus socios se encuentran muchas empresas con mucha importancia a nivel nacional, empresas como Ideon Financial Solutions, los fondos de inversión Inception Capital y Onza Capital, Atresmedia, las entidades ING y PSN y profesionales de reputado prestigio son muestra que reflejan que el cambio Fintech es real.

El cierre de esta exitosa ronda de financiación, como hemos dicho, refleja el cambio que se está dando en el mundo respecto a las Fintech. Cada vez son más los interesados que apuestan por este tipo de empresas como inversión para un futuro, futuro no muy cercano para los bancos, que estudia día a día la manera de asociarse con ellas por el miedo a la incertidumbre.

El peso de las Fintech, ¿una amenaza para el sector bancario?

El impacto que está teniendo el mundo de las Fintech en la banca es muy significativo, de hecho, cada vez son más los bancos que buscan aliarse con el mayor número de empresas de este tipo para reducir la amenaza y el miedo que generan.

Cada vez son más las personas que utilizan plataformas Fintech para realizar operaciones diarias de intermediación financiera, esto está causando verdadero pánico para las entidades bancarias que ven como su negocio se debilita, mientras que el mundo de las Fintech se encuentra en pleno auge.

A esto también se le suma la mala racha que están sufriendo las entidades bancarias, todo esto debido a las políticas monetarias aplicadas por el BCE que han obligado a la banca a reducir sus márgenes de beneficios y que ponen en serio peligro al sector bancario.

El mundo de las Fintech, a la vez de ser una amenaza, también se ha concebido como una oportunidad por parte de los principales grupos bancarios, que ya han realizado acuerdos con muchas empresas tecnología financiera para construir una nueva línea de negocio.

Podemos ver como grandes grupos bancarios como Santander ya ha realizado acuerdos con empresas como Apple, construyendo Apple Pay, una plataforma de pagos que le permitirá competir con muchos medios Fintech que ofrecen soluciones de este tipo.

Aun así, cabe destacar que aunque la banca intente sumarse al progreso tecnológico, sigue teniendo muchos costes fijos para su negocio tradicional que les convierte en un modelo de negocio mucho más rígido y más difícil de remodelar y adaptarlo al entorno continuamente.

Tarde o temprano tendrán que adaptarse, aunque si es cierto que esta adaptación puede suponer el cierre de muchas oficinas y el despido de muchos empleados, algo que realmente asusta al gobierno por el negativo impacto que causará a la economía española.

El índice bursátil español, el IBEX 35, se compone principalmente de entidades bancarias y su peso en la economía es bastante abultado, este hecho genera verdadero pánico cuando hablamos de un cambio disruptivo que generará el cierre de sucursales y miles de despidos, ya que aunque ese cambio permita la continuidad de las entidades bancarias, el impacto negativo que genera en la economía es brutal.

No podemos olvidarnos de las normas regulatorias, de momento éstas son más restrictivas para los bancos que para las empresas Fintech, aunque si podemos decir que estas normas terminarán por equipararse, de modo que no se les aplique ventajas o desventajas solamente a un tipo de empresas, creando así una competencia más leal.

El cambio Fintech es un hecho y así se percibe en el mundo. Las soluciones que ofrecen las empresas Fintech son cada vez más diversas y agilizan y facilitan la vida de las personas, a diferencia de las entidades bancarias que siempre se han incorporado a este tipo de sistemas de una manera más lenta.

En los próximos años sabremos como queda esto, pero de momento podemos decir que casos como el de Fintonic reflejan el claro peso de las Fintech, tanto en el sector bancario, como en la economía española.