productos españa

La estrategia empresarial que le ha acercado al gigante asiático representa un paso muy importante para el grupo español, que necesita crecer en dos ámbitos diferentes: el comercio electrónico y la internacionalización.

El Corte Inglés y la compañía china Ou-Jue Internacional han firmado un acuerdo el pasado mes de diciembre para distribuir en el país asiático productos de alimentación de marca española, procedentes tanto de sus propios sellos –Club del Gourmet y El Corte Inglés– como de otros productores que se ajusten a elevados estándares de calidad.

No obstante, ya en octubre se abrieron dos establecimientos en la ciudad de Shanghai dedicados exclusivamente a productos de El Corte Inglés, concretamente situados en Dongjiao State Guest Hotel y en el Gran Almacén Bailian, ubicado en el recinto de la Expo de dicha urbe.

A este respecto, el grupo español comenta que “se mantendrá un ritmo de aperturas creciente, de modo que antes de fin de 2016 se espera que haya más de 15 puntos de venta”, aunque también señala que venderá artículos en China vía Internet a través de una página web especializada en temas gastronómicos. Este sitio online mantendrá como objetivos tanto la oferta de productos que representen la marca española como la promoción del país mediterráneo en la esfera turística.

Por su parte, Ou-Jue Internacional está especializada en la importación de alimentación en China y, según El Corte Inglés, “esta primera experiencia internacional en el ámbito de la nutrición podrá tener continuidad en otros mercados en los que ya se está trabajando”. Entre los productos estrella de esta dinámica se encuentran una variada representación de vinos y licores, aceites y vinagres, jamón, queso, conservas vegetales y de pescado, chocolates y dulces, cafés e infusiones y aperitivos, entre otros artículos.

Expansión global

El acuerdo sellado entre las dos organizaciones pretende adaptar al mercado chino valores como “calidad, surtido, servicio, especialización y garantía”, en términos de El Corte Inglés, quien también ha apostado en los últimos años por aumentar sus ventas a los turistas asiáticos; de hecho, varios directivos del grupo español han avanzado su propósito de ampliar su internacionalización.

En este sentido, la llegada a China es un paso muy importante para el grupo, porque apenas tiene presencia a nivel global. Fuera de España, sólo tiene grandes almacenes en Portugal y aunque con su cadena Sfera sí ha llegado a varios mercados latinoamericanos (en especial México), el negocio que le llega del extranjero es una mínima parte de sus ingresos. Mientras, en el ámbito online, la compañía vende a través de www.elcorteingles.eu en Reino Unido, Irlanda, Francia y Holanda, desde el año 2013.

Con todo, no hay que olvidar que la compañía española lleva años de retraso respecto a los gigantes mundiales con los que compite, tanto en internacionalización como en comercio electrónico: Alibaba, la mayor empresa de venta online de China, facturó en una sola jornada -el último Día del Soltero, 11 de noviembre- 13.340 millones de euros al cambio, frente a los 14.592 millones del último ejercicio de El Corte Inglés.