La Aversión a la pérdida es una forma de conducta en los individuos que provoca que unas hipotéticas pérdidas a la hora de afrontar un negocio o inversión se tengan más en cuenta que un hipotético beneficio.

El fenómeno de la aversión a la pérdida, es analizado dentro de los campos de estudio de la economía y en teoría de la decisión, y busca saber por qué las personas muestran generalmente cierta tendencia a elegir no perder antes que ganar cuando tiene en sus manos una decisión de inversión o de cierto nivel de riesgo. También es habitual tratar este tipo de aversión en otros campos como el Marketing o la economía del comportamiento.

Los estudios referentes a la aversión a la pérdida están estrechamente relacionados con factores psicológicos y de estudio de la conducta humana. A través de ellos, puede saberse que en la mayoría de los casos un individuo antepone la comodidad evitando pérdidas, a correr algún tipo de riesgo pese a tener opción a beneficios.

En este sentido, la aversión a la pérdida es una causa principal para la aparición de la Aversión al riesgo.

Ejemploaversión a la pérdida

Si una persona se decide por hacer una inversión financiera en la que se espera una ganancia de 500 euros y finalmente obtiene una cantidad menor, aun habiendo obtenido beneficio percibirá este hecho como una pérdida.

De la idea básica de que el miedo a la pérdida es mayor que la satisfacción por ganar podemos sacar otro ejemplo sencillo.

Si caminando por la calle encontramos un billete de 5 euros, tendremos un nivel de satisfacción y estaremos contentos. Sin embargo, si perdemos ese dinero después la sensación de pérdida que aparecería sería mayor al sentimiento positivo inicial. En un principio no llevábamos ese dinero y al perderlo simplemente quedamos igual y el valor absoluto es cero. No obstante, psicológicamente se produce un efecto negativo como si la pérdida hubiera sido real.