Aunque podríamos catalogar a los warrants como un tipo de opción financiera tienen ciertas características que los diferencian. Es muy importante conocer las diferencias entre ambas. Para ello, vamos a ver las similitudes y diferencias entre los warrants y las opciones.

Tanto las opciones como los warrants son derivados financieros.  Las dos otorgan el derecho a comprar un activo subyacente y ambas son productos con mucho apalancamiento financiero.

La principal diferencia entre las opciones y los warrants es que mientras que las opciones se compran y se venden libremente en el mercado, los warrants son emitidos por una empresa emisora de warrants y son opciones OTC (over the counter -significa que no se negocian con una cámara de por medio, si no que la negociación es bilateral).  Por ello, mientras que con las opciones podemos vender calls y puts libremente en el mercado sin haberlas adquirido previamente, con los warrants solo podemos vender una call o una put si la hemos comprado antes al emisor.

El resultado es que con las opciones financieras, tenemos 4 posibilidades de inversión:

  1. Comprar calls.
  2. Vender calls.
  3. Comprar puts.
  4. Vender puts.

Con los warrants solo podemos:

  1. Comprar calls.
  2. Comprar puts.

La fecha de vencimiento de las opciones suele ser unos meses, mientras que los warrants pueden llegar a tener una fecha de vencimiento de varios años, lo cual puede sernos muy útil para reducir el riesgo de inversión y hacer inversiones más variadas.