El director de marketing es el responsable de esta área dentro de un negocio. Su objetivo es diseñar e implementar un plan de marketing para conseguir llevar a buen puerto las propuestas iniciales de la empresa.

La figura del director de marketing es esencial en una empresa ya que de su trabajo depende buena parte que se den a conocer los servicios y productos de esa empresa, así como la relación de estrategias para llevarlo a cabo.

Características de un director de marketing

Un buen director de marketing debe tener una serie de actitudes y características para conseguir desarrollar un trabajo óptimo para la compañía para la que trabaja.

  • Responsabilidad: Es muy posible que tenga un equipo de trabajo a sus espaldas por lo que es necesario que sepa manejar esto y asumir las responsabilidades que ocurran en su departamento.
  • Liderazgo: Debe tener una buena actitud y ser un líder que sirva de ejemplo a su equipo.
  • Visión de negocio: Es imprescindible que conozca su negocio y las diferentes áreas de las que lo componen.
  • Planificación: Debe ser un buen planificador para organizar correctamente la información y las estrategias a llevar a cabo.

Funciones de un director de marketing

Este profesional lleva a cabo una serie de funciones entre las que destacan las siguientes:

  1. Diseñar un plan de marketing para la empresa para la que trabaja.
  2. Gestionar las actividades de su equipo.
  3. Realizar un seguimiento de las tareas que realizan los trabajadores de su departamento.
  4. Definir las estrategias necesarias para introducir los productos o servicios de la compañía en el mercado.
  5. Elaborar los presupuestos del departamento cumpliendo unas directrices de eficacia y calidad en su actuación posterior en cuanto a inversión de presupuestos.
  6. Medir las acciones de su departamento.
  7. Gestionar cualquier crisis que ocurra en relación a las campañas y estrategias que estén desarrollando en el mercado al que se dirigen.

El director de marketing necesita adaptarse a su entorno continuamente y analizarlo, aportar datos relevantes a su empresa para aprovechar las oportunidades existentes. Utilizar herramientas como Análisis DAFO, entre otros para saber en todo momento el momento en el que se encuentra el negocio y el mercado al que va dirigido. Tiene que conocer métodos y análisis para estar a la última de las novedades del sector.

La imagen del director de marketing es muy valorada en muchas compañías porque supone dar una respuesta al apartado de resultados y eso en una empresa es esencial para que se mantenga en el tiempo.

No hay que olvidar que esta función aporta un valor no sólo intangible al equipo, sino que, a medio y largo plazo es un seguro de vida para alcanzar los resultados marcados por la organización.

Además de todo lo que conlleva anteriormente mencionado en este perfil profesional, el hecho de ser creativo e innovador son puntos a favor del director de marketing y de suma importancia para el desarrollo de las estrategias más adecuadas para la empresa, sin olvidar que los idiomas y la formación suelen ser exigencias en este tipo de puestos, así como una experiencia mínima de cinco años para desarrollar este tipo de trabajo.