La rentabilidad por dividendo es un ratio que indica la cantidad de euros que se recuperan de la inversión con el reparto de los dividendos, es por tanto una de las fuentes de rentabilidad que tiene un accionista, la otra es la subida de valor de la acción.

Se calcula como el cociente entre el dividendo por acción (DPA) y el precio de mercado de esa acción, multiplicado por 100 (por tanto, este ratio, se mide en porcentaje).

Rentabilidad por dividendo

Generalmente, las empresas que tienen un mayor ratio de rentabilidad por dividendo, pueden suponer mejores oportunidades de compra. Esta idea tiene su fundamento en que los inversores basarán sus inversiones en acciones que el mercado valora y que van a repartir un dividendo “asegurado” por encima de lo que el mercado valora la acción.

Se trata de una operación con carácter defensivo para situaciones bajistas o para inversores que buscan una ganancia periódica en el largo plazo. Por otro lado, existen críticas al análisis de una empresa por este método de rentabilidad por dividendo, ya que son las empresas grandes las que suelen repartir beneficios de forma sostenida en el tiempo, pero estas empresas, tienen por lo general una tasa de crecimiento menor a la del mercado, ya que necesitarían recursos adicionales para financiar su crecimiento a costa del accionista. Estas empresas suelen estar relacionadas con sectores como el eléctrico, energético y bancario.

Además, si analizamos los dividendos respecto al año anterior y lo comparamos con este año, no estamos realizando un análisis certero acerca de las expectativas de negocio, y si se trata de dividendos futuros, nos podemos encontrar con falta de seguridad en su reparto, pudiendo inducir a errores en el cálculo de este ratio.

La incertidumbre futura puede añadir mayores incógnitas acerca de este cálculo, ya que la empresa podría reducir dividendos o anularlos, con la finalidad de dotar más capital a recursos propios, tal y como hoy en día exigen los reguladores para evitar riesgos financieros sistémicos.

Ejemplo de rentabilidad por dividendo

Supongamos que una acción de una compañía cotiza a 60 euros y esa compañía ha pagado un dividendo total de 1 euro a lo largo de este año, la rentabilidad por dividendo será igual a (1/60)*100, teniendo una rentabilidad por dividendo del 1,6%.