Cheque de carburante

El cheque de carburante es aquel que puede intercambiarse por combustible para el coche. Es decir, sirve únicamente para comprar gasolina, petróleo o alguno de sus sustitutos para hacer funcionar un vehículo.

En otras palabras, este tipo de cheque funciona como un vale de consumo canjeable exclusivamente por carburante. En algunos casos es válido para varias transacciones, hasta agotar el saldo correspondiente.

Los cheques de carburante son propios de España donde existe una red de estaciones de servicio que los reciben como medio de pago.

Estos cupones pueden adquirirse de distintas formas. Algunos concesionarios los ofrecen como obsequio a sus clientes que han comprado un automóvil. Otro caso es el de la compañía petrolera Cepsa que los vende por Internet.

También podríamos indicar el caso de compañías de transporte. Los empleados que utilizan los vehículos de la compañía o su propio vehículo pero vinculados con esta, reciben cheques de combustible para realizar determinados trayectos.

Ventajas y desventajas del cheque de carburante

Entre las ventajas del cheque de carburante destacan:

  • Permite a la persona llevar menos dinero en efectivo que pueda perderse o ser robado.
  • Puede canjearse en un gran número de estaciones de servicio en todo el territorio español.
  • Se puede comprar online. Luego se envía por correo un documento que se imprime para canjearlo en la estación de servicio.
  • Se puede adquirir con puntos (acumulados por las compras de carburante en el pasado), dinero o una combinación de los dos.
  • El conductor puede obtener sus cheques de carburante, por ejemplo, antes de iniciar un viaje. De esa forma, controla el gasto en combustible
  • Puede reportarse su pérdida o robo. Así, se genera un nuevo cheque con el saldo restante del que se extravió.

Sin embargo, existen algunas desventajas:

  • Tiene un plazo de vigencia que, al vencerse, invalida el cheque. Por esa razón, el portador debe estar pendiente de la fecha límite para renovarlo.
  • Si se deteriora, podría no ser aceptado por el vendedor.
  • No puede ser canjeado por efectivo ni ser destinado a cualquier transacción. Solo sirve para adquirir combustible. Es decir, su uso es limitado.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario