Proceso de marketing

El proceso de marketing es la acción por la cual se busca una oportunidad de negocio en el mercado, se analiza, se escoge un segmento y se establecen una serie de estrategias para implementarlas.

Este proceso es la base de todo inicio a la hora de empezar a desarrollar un negocio. Cuando se pretende llevar a cabo la puesta en marcha de una empresa este proceso es esencial para encontrar el tipo de mercado al que dirigirse, establecer un análisis pormenorizado para saber si el producto o la idea tendría aceptación y, en base a eso, crear una serie de acciones para llegar a ese mercado con garantías de éxito.

Pasos a seguir del proceso de negocio

Este es el procedimiento a seguir para desarrollar un proceso de negocio con éxito:

Búsqueda de oportunidades en el mercado

En primer lugar, es importante buscar las necesidades y problemas existentes para poder crear un negocio que sea rentable en el futuro. La investigación, el análisis y las oportunidades son el objetivo a trabajar en este primer paso. Para ello nos resultará de gran ayuda conocer algunos conceptos de estadística. Analizar datos, ver tendencias y comprobar qué está demandando la sociedad.

Segmentar el mercado al que dirigirse

Se ha de tener en cuenta las características del producto que se quiere introducir y en base a eso empezar a segmentar el mercado al que se dirige la marca. Los criterios a tener en cuenta pueden ser: clase económica, nivel de estudios, edad, género….

Tras analizar todos esos datos y establecer cuáles son los más viables es importante dirigirse a un segmento determinado. Dirigirse a un segmento es lo más razonable cuando se quiere introducir un producto en el mercado y hay que realizar una inversión económica para ello.

Análisis de mercado pormenorizado

Este paso es esencial debido a que hay que manejar una gran cantidad de datos que después servirán para crear las acciones estratégicas a implementar.

Analizar la competencia, a los consumidores, establecer las fortalezas de la propia empresa, las debilidades y los recursos son elementos necesarios a tener en cuenta.

Una vez estén los resultados de ese proceso el siguiente paso es llevar a cabo la determinación de las estrategias necesarias.

Creación de estrategias

Tras los pasos previos es el turno de establecer las estrategias que servirán para introducir el producto en el mercado. Para ello hay que tener en cuenta la inversión que se va a necesitar para ello.

La realización de las campañas publicitarias para dar a conocer el producto es un ejemplo de ello.

Implementación de estrategias

Una vez diseñado el plan de acción de esas estrategias, es hora de implementarlas a través de una hoja de ruta. Hay que designar a los responsables de ejecutarlas, de las tareas a desarrollar, del tiempo establecido para llevarlas a cabo, así como del presupuesto asignado. Por último, una vez se lleven a cabo, realizar una medición de los resultados que generen esa implementación.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario