Modelo de utilidad

Lectura: 2 min

Un modelo de utilidad es un derecho de exclusividad de uso y explotación, durante un período de tiempo limitado, que se le da al titular de una invención de bajo valor creativo o innovación.

Un modelo de utilidad es un título de propiedad intelectual que se otorga a los creadores de invenciones de baja complejidad técnica, poco disruptivos y que no cumplirían con los requisitos para acceder a una patente.

¿Para qué sirve el modelo de utilidad?

Es una figura que se ha creado para poder fomentar la innovación y proteger los derechos de los inventores de pequeñas innovaciones o mejoras a productos ya creados. Sus inventores no podrían acceder a patentes por lo que se ha buscado una forma más sencilla, fácil y limitada para protegerlos.

Debido a lo anterior, a veces de denomina a los modelos de utilidad como “pequeñas patentes” o “patentes de corto plazo”.

Requisitos para optar a un modelo de utilidad

La legislación en los distintos países del mundo puede ser diversa pero como norma general se exigen dos requisitos básicos:

  • Novedad
  • Aplicación industrial

Cabe destacar que si bien los requisitos son más bajos que las patentes, no se concede el derecho cuando la invención no presente ninguna característica distinguible y utilitaria con respecto a invenciones anteriores.

Diferencia entre modelos de utilidad y patente

Existen diferencias relevantes entre los modelos de utilidad y las patentes. A continuación explicamos algunas de ellas:

  • Ámbito de protección: Los modelos de utilidad sólo contemplan la protección de invenciones de producto, mientras que las patentes protege también procesos.
  • Duración del derecho: Los derechos de exclusividad de los modelos de utilidad tienen un menor tiempo de duración que las patentes. La duración puede variar en distintos países pero usualmente se considera 10 años para un modelo de utilidad y 20 años una patente.
  • Grado de novedad: Las patentes exigen un alto grado de novedad, a nivel mundial. Los modelos de utilidad en tanto, tienen un nivel de exigencia menor y evaluado a nivel nacional.
  • Simplicidad: El procedimiento de aplicación, evaluación y registro de un modelo de utilidad es más sencillo que el de una patente.
  • Economía: Las tasas que se cobran para solicitar un modelo de utilidad suelen ser más reducidas que para el caso de una patente.

Ejemplo de modelo de utilidad

Se trata en general instrumentos, aparatos, herramientas, dispositivos y objetos o partes de los mismos, que implican una mejora, beneficio o ventaja que antes no se tenía. Generalmente hablamos de una ventaja o mejor uso de una invención que ya existía.

Por ejemplo, se puede dar a una máquina cortadora de césped una configuración o estructura que mejora la forma en la que corta el pasto localizado en las esquinas (de más difícil acceso).

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario