Plataforma de trading

Una plataforma de trading es un programa informático que permite realizar operaciones con instrumentos financieros en tiempo real.

Para hacer trading o negociar en la bolsa de valores, lo primero que debemos contratar es un bróker. Entendiendo como bróker una empresa que haga de intermediaria entre compradores y vendedores. A cambio de este servicio, el bróker cobrará una comisión.

Cada bróker tiene una plataforma de trading, también llamada plataforma de negociación. Esta plataforma es un programa informático que con una conexión a internet ofrece la posibilidad de introducir operaciones de compra-venta mediante acceso en tiempo real a datos de los mercados financieros. Sin embargo, las cotizaciones que salgan en la pantalla en ocasiones pueden ser en diferido. Eso sí, a la hora de ejecutarse las órdenes siempre lo harán en el mercado real.

Tipos de plataformas de trading

Igual que existen muchas compañías de telefonía móvil, cada una con unas tarifas y unos servicios a las que pagamos por nuestra línea móvil, también existen muchos brókers. Cada bróker ofrece diferentes servicios y por ende cada bróker trabaja con una plataforma de trading distinta.

En la mayoría de los casos los brokers trabajan con varias plataformas dependiendo del nivel de profesionalidad. Así, existen plataformas más intuitivas y sencillas para los traders menos experimentados y plataformas más complejas que permiten más tipos de órdenes.

Dicho esto, podemos diferenciar entre tres tipos de plataformas de trading:

  • Plataformas de trading complementarias al bróker

Las plataformas complementarias al bróker, son plataformas que por sí solas no proveen servicios de intermediación. Normalmente son plataformas que proveen de datos y gráficos. Sin embargo, dan la posibilidad (gracias a contratos de colaboración con los brokers) de operar con ellas.

Un ejemplo de este tipo de plataformas sería prorealtime, ninja trader o visual chart. Aunque tienen su propio servicio de intermediación, se dedican a proveer datos y gráficos (se pueden utilizar sin necesidad de operar en los mercados). Pero al conectarlas con el bróker te permiten también operar.

  • Plataformas de trading propias

Son las plataformas que tienen los propios brókeres. Estas plataformas proveen de datos y gráficos y están directamente conectadas al bróker. Por decirlo de alguna manera es un todo en uno. Dentro de las plataformas propias muchos bróker suelen ofrecer diferentes alternativas dependiendo del nivel del usuario. Por ejemplo, un bróker XXX ofrece una plataforma profesional y otra plataforma más intuitiva.

La plataforma profesional es más compleja, con muchas herramientas y muchas alternativas para operar. Mientras, la plataforma más intuitiva es fácilmente entendible para casi cualquier usuario. Esta última apenas tiene herramientas y ofrece con una interfaz sencilla botones de compra y venta.

Cuanto más profesional es un bróker, más complejas son sus plataformas de trading. Ya que están enfocadas al trading profesional o institucional que quiere obtener el máximo rendimiento y realiza operaciones muy complejas.

  • Plataformas de trading abiertas

Por último, están las plataformas abiertas. Son plataformas que por sí solas no proveen ni datos, ni gráficos ni servicios de intermediación. Los brokers pueden utilizarlas para ofrecer sus servicios.

Este sería el caso de la famosa plataforma Metatrader. Es una plataforma intuitiva pero con muchas opciones. Cumple doble función, sencillez y variedad de herramientas. La mayoría de brokers, aparte de sus plataformas propias también ofrecen esta plataforma.

El universo de plataformas de trading es casi infinito. Existen muchísimos tipos, cada una con sus peculiaridades. Una de las cuestiones que influye en las plataformas son los activos que ofrece el bróker.

Por ejemplo, un bróker de opciones binarias tiene una interfaz muy sencilla porque solo se trata de comprar o vender. Por el contrario, un bróker que ofrece entre sus productos opciones financieras, provee de una plataforma mucho menos intuitiva acorde con la complejidad de los activos que ofrece.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario