Un nuevo reto ha llegado en el mundo de la distribución: se trata de los envíos express. Cada vez los clientes son más exigentes y demandan recibir sus productos lo antes posible. Y es que en España, gigantes como Zara, Amazon o el Corte Inglés se esmeran por ofrecer un sistema de reparto express de calidad. A continuación hablamos de un servicio clave a la hora de fidelizar clientes.

Todo comenzó cuando Amazon creó su servicio Prime Now, que posibilitaba el envío de productos antes de una hora por un importe inferior a 6 euros. El Corte Inglés no se quedó atrás y pocas semanas después lanzó Click&Express, un servicio de reparto a domicilio que realiza sus envíos en menos de dos horas. Media Markt también decidió apostar por los envíos ultrarrápidos, ampliando su servicio de reparto express a un mayor número de ciudades. Es evidente que las grandes empresas habían entrado en una carrera por ver quién podía distribuir sus productos con mayor rapidez.

La última empresa en aventurarse en esta clase de servicios de reparto es Inditex, que actualmente ofrece solo en Madrid envíos rápidos de lunes a viernes y antes de las dos de la tarde por unos gastos de 5,95 euros.

Objetivo: satisfacción del cliente

Los expertos en logística aseguran que cada vez es más importante este tipo de servicios. La flexibilidad y la experiencia en el comercio electrónico son fundamentales, de hecho, los compradores de empresas como El Corte Inglés han acogido muy positivamente el sistema de envíos express.

Más allá de la recepción que los envíos express han tenido entre el público, compañías como Amazon han valorado la rapidez de estos servicios. El record de Amazon a la hora de entregar un pedido se ha quedado en tan solo doce minutos.

La importancia de un buen sistema de reparto es clave para los consumidores. El 60% de los usuarios opinan que a la hora de comprar en internet, la experiencia en la recepción de un pedido es lo más importante. Es por ello por lo que cada vez encontramos clientes más exigentes y que demandan menos tiempos de espera en los procesos de reparto.

Ahora bien, el objetivo de los envíos express no solo permitirá satisfacer a los clientes más exigentes, sino que permitirá fomentar las compras impulsivas. Bien es cierto que implantar un servicio de reparto express conlleva importantes costes, pero si las empresas los están implementando es porque generan beneficios.

Innovación y propuestas de mejora

En palabras del profesor de logística de ESIC Francisco González la estrategia para cumplir con los envíos ultrarrápidos consiste en “ponen en marcha redes pequeñas y rápidas en centros logísticos especializados en envíos muy concretos”. A pesar de todo, existen picos de demanda en los que es difícil atender gran cantidad de pedidos, como ocurre con el Black Friday. Para solucionar esta clase de problemas, las compañías han alcanzado acuerdos con otros operadores y han dedicado más recursos a sus departamentos de innovación.

Desde la patronal logística UNO se afirma el desarrollo en I+D es clave para ofrecer un reparto rápido y de calidad. Por otro lado, UNO también medidas para mejorar lo que se conoce como “último tramo”, es decir, los últimos kilómetros de la cadena de reparto. Entre las propuestas de UNO se encuentra una ampliación del código postal que facilite al repartidor el encuentro del punto de entrega y la creación de una escuela de repartidores.