Un cheque nominativo es aquel que indica los datos del beneficiario. A diferencia de un documento al portador, no puede ser cobrado por cualquier persona aunque lo tenga bajo su custodia.

En ocasiones el cheque nominativo es endosable a un tercero que podrá usarlo. Para ello, debe incluir la anotación “a la orden”. Sin embargo, si ese mismo apunte aparece pero tachado, no es admisible ninguna transferencia y solo el destinatario original puede acercarse al banco. Igualmente, si se introduce la indicación “no a la orden”.

Características del cheque nominativo

Entre las características del cheque nominativo destacan:

  • Lleva las palabras “páguese a”, seguidas del nombre del titular.
  • Ofrece más seguridad desde el punto de vista del beneficiario en caso de pérdida o robo. Ello, debido a que solo puede cobrar quien sea nombrado en el documento, o quien haya recibido el endoso por medio de una firma.
  • A veces los talonarios de órdenes de pago ya tienen impresas las palabras “al portador”. Entonces, se debe tachar dicho escrito para que el cheque sea nominativo.
  • Si el documento lleva trazadas dos líneas diagonales, se trata de un cheque cruzado. Es decir, solo es factible el depósito en una cuenta, pero no el pago en efectivo por ventanilla.