Se define como cross docking a un tipo de estrategia en marketing que permite a las empresas diseñar modelos de distribución de sus productos de modo que se evite el almacenamiento prolongado y sea posible su entrada y salida desde un punto de vista de eficiencia logística.

Poner en marcha acciones de cross docking (también conocido como “cruce de muelle”) responde a la necesidad por parte de las empresas de realizar dentro de su desarrollo de procesos cambios en el transporte de sus mercancías, ya sea en términos de destinos como de medios de transporte.

Durante el tránsito de un producto desde su fabricación o producción inicial hasta su venta final y llegada al cliente o consumidor se van dando distintas etapas de manipulación (empaquetado, distintos procesos de diseño, almacenaje, procesos de embalaje…)

Evidentemente, se trata de una práctica muy extendida en el ámbito de la logística y el diseño organizativo de las empresas. Lo más habitual es que la fase intermedia entre entrada y salida de mercancías que conforma esta práctica pueda realizarse en un periodo de tiempo inferior a las 24 horas.

Finalidad de modelos de distribución cross docking

Principalmente las empresas buscan mediante la adopción de estos mecanismos una menor ralentización de los procesos productivos o de entrega de mercancías, abaratando por ello costes y recortando tiempos en sus cadenas. Es decir, la reducción o desaparición de stocks de producto.

Del mismo modo, su uso supone para las empresas otras ventajas como el menor uso de espacios o instalaciones para el almacenaje y los costes laborales en términos de menor necesidad de trabajadores que operen en el almacenamiento y manipulación de los productos.

Tipos de cross docking

El empleo de uno u otro dependerá de factores como el tamaño y la capacidad de cada empresa y la naturaleza del producto con el que se trate (especialmente si tiene o no caducidad).

  1. Directo o pre distribuido, donde las mercancías no experimentan modificación o transformación alguna. Su etiquetado y organización está ya fijado por el proveedor inicial.
  2. Indirecto o consolidado, donde estas tienen que ser modificadas y etiquetadas para su posterior salida. Por ejemplo, si la mercancía en cuestión viene en grandes cajas o pallets y debe ser fragmentada para su posterior envío.

En el mercado alimentario es habitual que existan fuertes mecanismos de cross docking, ya que en gran parte se trabaja con alimentos frescos y de corta vida. Un ejemplo sencillo es el de las lonjas de pescado, donde el producto llega desde los barcos pesqueros a las mismas y se comercializa con mayoristas y transportistas en el mismo momento diariamente.