El hombro cabeza hombro es un patrón perteneciente al análisis chartista que refleja un cambio de tendencia en la cotización de un activo financiero. El nombre del patrón deriva de la forma que se dibuja en el gráfico. Existen hombros cabeza hombro alcistas y bajistas.

El hombro cabeza hombro es una de las figuras más importantes del análisis chartista. Su importancia radica primero en su fiabilidad y segundo en sus implicaciones. Suele darse al final de tendencias prolongadas y cuando aparece suele indicar el fin de las mismas.

Representación gráfica del hombro cabeza hombro

La apariencia de un hombro cabeza hombro es la siguiente:

  • Hombro cabeza hombro bajista. Se le denomina hombro cabeza hombro bajista porque cuando aparece es probable que el precio se gire a la baja y de lugar a una tendencia bajista.

  • Hombro cabeza hombro alcista o invertido. Aunque se origine tras una tendencia bajista, se le llama hombro cabeza hombro alcista por sus implicaciones.

 

A pesar de considerarse una de las figuras más importantes y fiables no es infalible. Su estudio suele estar acompañado del volumen bursátil. La razón por la cual este patrón debe analizarse con volumen es para aumentar la fiabilidad. Si no se dan una serie de condiciones referentes al volumen en algunos de sus componentes es posible que el análisis sea erróneo.

Analizar un hombro cabeza hombro

Para analizar este patrón utilizaremos algunas interpretaciones del volumen que ayudarán al reconocimiento de la figura. De manera que debemos tener en cuenta una serie de condiciones. Para simplificar la explicación nos ceñiremos al hombro cabeza hombro bajista.

  • Hombro derecho: Aumenta el volumen. En ese momento la tendencia alcista aún sigue su curso.
  • Parte izquierda de la línea clavicular: Disminuye el volumen y el precio se prepara para realizar un nuevo máximo.
  • Cabeza: Será el último máximo que marcará la tendencia por lo que el volumen sigue creciendo.
  • Parte derecha de la línea clavicular: El volumen vuelve a caer, los bajistas aún no están preparados para iniciar la tendencia. En este momento, la parte izquierda de la línea clavicular hace de soporte.
  • Hombro derecho: El precio rebota. Suele rebotar hasta la altura del hombro izquierdo. La diferencia es que en esta subida el volumen se reduce.
  • Rotura de la línea clavicular: Tras este último rebote sin volumen el precio cae con fuerza y el volumen aumenta. Se rompe la línea clavicular y es probable que comience una tendencia bajista.

A modo de esquema, la representación sería como sigue:

 

En la realidad esto no se da siempre a la perfección. Que no se cumplan las condiciones de volumen, no quiere decir que un hombro cabeza hombro deje de serlo. Y al revés, que se den las condiciones de volumen no quiere decir que sea infalible. Sin embargo, si se cumplen las condiciones lo más probable es que la tendencia termine.

Ejemplo hombro cabeza hombro

hombro cabeza hombro dow jones

 

En el gráfico anterior podemos observar un hombro cabeza hombro perfectamente formado. Fue el patrón de cambio de tendencia que se formó en el año 2007 en el índice Dow Jones previo a la crisis. Arriba se indican las partes de la figura y abajo el volumen con flechas de color que indican la variación del volumen.