Un moroso es a aquella persona física o jurídica (sociedad) que ha incumplido en el pago de una obligación a fecha del vencimiento de ésta.

El moroso es alguien que ha incurrido en morosidad, es decir, que no ha afrontado los pagos de alguna deuda o que no ha realizado éstos en el momento de vencimiento de una obligación o de un documento de cobro (factura). Por ello, sólo tendrá la consideración de moroso alguien cuya deuda e impago quede recogida en algún contrato, como hipoteca, contrato de tarjeta de crédito, factura, cheque, pagaré o algún instrumento de pago/cobro, no siendo moroso ni pudiéndosele reclamar a aquel que aún debiendo algo, no tenga ningún documento contractual que respalde la deuda. En general, en el ámbito bancario suele denominarse moroso a aquel que no atiende una obligación fraccionada a partir de tercer recibo.

En el ámbito empresarial y comercial, se denomina moroso a aquel que no atiende el pago de una factura al vencimiento de ésta. Sin embargo no es una consideración inmediata, sino que se dejan varios días de margen desde el vencimiento. También depende de las condiciones del pago del deudor. Imaginemos que a un cliente le vence la factura el 15 de diciembre, sin embargo el acuerdo con este cliente por parte del proveedor es pagar los días 10 y 25 de cada mes. En este caso, tendrá la consideración de moroso una vez que no ha ejercido el pago pasada la siguiente fecha de pago.

Un rasgo habitual de la morosidad es la inclusión de las personas categorizadas como moroso en listas y registros de morosos como medio de información. Con ello se intenta controlar la morosidad y no expandir la posibilidad de créditos fallidos por una misma persona. Cualquier persona puede consultar estos ficheros, que son públicas, en el momento de realizar alguna operación, quedando constancia que no va a realizar operaciones con alguien que ya deba dinero. Una vez incluidas en el registro de morosos, esta persona queda al margen de la posibilidad de conseguir financiación ni de que realicen operaciones y transacciones comerciales.