Anteriormente explicamos detalladamente lo que eran las opciones financieras, y cómo se diferencian de los warrants. En resumen, son una prima que se paga por el derecho a asegurarse un precio en un futuro de otro activo (Activo Subyacente), ya sea para comprarlo o venderlo.

En esta entrada explicaremos las partes que intervienen, los tipos de opciones y veremos un ejemplo. Es importante recordar que en los contratos de opciones hay dos partes:

  • Comprador o posición larga (Long): es el que posee el derecho de ejercer la compra o la venta del Activo Subyacente (acción, bono, commodity, etc…).
  • Vendedor o posición corta (Short): es el que está obligado a comprar o vender el activo subyacente al precio pactado, si el comprador ejercita su derecho.

Y cada uno puede operar con dos tipos de contratos de opciones:

  • Call (Opción de Compra): da el derecho al comprador de la opción, de comprar el Activo Subyacente (y el vendedor de la opción está obligado a comprarlo), al precio que indique la  opción, en la fecha fijada o antes (Europeas o Americanas).
  • Put (Opción de Venta): da el derecho al comprador de la opción, de vender el Activo Subyacente (y el vendedor de la opción está obligado a comprarlo), al precio que indique la opción, en la fecha fijada o antes.

Dos tipos de contratos con dos partes cada uno va a dar lugar a cuatro distintas situaciones en las que nos podemos encontrar. En la siguiente imagen se pueden observar las gráficas que reflejan el beneficio o perdida frente a la variación del precio del Activo Subyacente (p.ej. acciones) en el mercado.

CallPutCompraVenta

También podemos ver el resumen de las cuatro situaciones en la tabla a continuación.

 

Opción Call
CompradorVendedor
Derecho u ObligaciónDerechoObligación
Expectativas del InversorAlcistasBajistas
BeneficiosIlimitadosPrima
PérdidasPrimaIlimitadas

 

Opción Put
CompradorVendedor
Derecho u ObligaciónDerechoObligación
Expectativas del InversorBajistasAlcistas
BeneficiosIlimitadosPrima
PérdidasPrimaIlimitadas

 

Ejemplo

Es posible que después de todo lo explicado no nos quede todavía claro, y esto es debido a que son unos instrumentos financieros un poco confusos. Por eso vamos a ver un ejemplo:

Supongamos que las acciones de Apple están a día de hoy a 95€, y sabemos que el próximo mes va a sacar un nuevo Iphone y creemos que eso hará que suba el valor de sus acciones.  Decidimos entonces comprar opciones a 100€ a tres meses, que en el mercado cuestan 5€ cada una. Esto significa que de aquí a tres meses podremos ejercer la opción, y entonces el vendedor nos entregará las acciones a 100€.  Como podemos ver en el gráfico siguiente, se pueden dar tres situaciones:

  • Las acciones están por debajo del Precio de Ejercicio (100€), y entonces no ejerceremos la opción y perderemos la prima puesto que no vamos a comprar a 100€ algo que cuesta menos.
  • Entre 100€ y 105€,  iremos reduciendo las perdidas hasta llegar a ser cero en 105 €. En este tramo sí ejercitaremos la opción ya que siempre perderemos menos de los 5€ de la prima. Si compramos a 102,5€ más 5€ de prima algo que cuesta 100€, perdemos solo  parte de la prima -2,5€.
  • A partir de 105€ siempre ejercitaremos la opción y además empezaremos a tener beneficios. Si compramos a 100€  más 5€ de prima algo que cuesta 110€, tenemos un beneficio de 5€.