El usufructo es un derecho real de goce o disfrute de una cosa ajena. La persona titular de este derecho es el tenedor del objeto, pero no su dueño o propietario. Por tanto, puede utilizarla, disfrutarla o aprovechar sus frutos, sin tener derechos de propiedad sobre ella. La palabra usufructo deriva del latín: usus fructus, «uso del fruto».

El usufructo es muy importante en economía puesto que a pesar de tener los derechos de propiedad sobre un bien no se puede disfrutar. Es fundamental comprender que el usufructo implica el uso y disfrute de una cosa. Sin embargo, tener un objeto en usufructo no significa ser su propietario. Por tanto, al no tener el objeto en propiedad, el usufructuario no podrá vender la cosa.

Es muy frecuente cuando tiene lugar una herencia, pues heredar puede conllevar el derecho de uso y disfrute de los bienes en situaciones de viudedad. Se puede vender una propiedad de una persona a otra sin que la persona compradora pueda disfrutar la vivienda, porque el derecho de usufructo está en manos de la viuda. En estos casos, el propietario tiene lo que se conoce como nuda propiedad de la vivienda, mientras que el usufructuario tiene el derecho de usufructo.

Pero no solo existe el usufructo de una vivienda. Existen otros tipos, como por ejemplo el usufructo de acciones, donde el nudo propietario tendrá la cualidad de socio, mientras que el usufructuario tendrá derecho a percibir los dividendos.

Clases de usufructo

  1. Simple o múltiple: Será simple si lo disfruta una persona y múltiple si el derecho lo disfrutan varias personas.
  2. Propio e impropio: Hablaremos de usufructo propio si recae sobre bienes inmuebles o no consumibles, por el contrario, será impropio si el derecho recae sobre bienes consumibles.
  3. Parcial o total: Hay uso y disfrute parcial si reacae sobre una parte del bien, mientras que el disfrute será total si el derecho se ostenta sobre el conjunto del bien.
  4. Legal o voluntario: Habrá usufructo legal cuando corresponda el usufructo venga establecido en alguna ley, mientras que será voluntario si existe algún contrato o testamento.

Derechos y deberes del usufructuario

Fundamentalmente el usufructuario tiene el derecho de uso del bien, también en algunos casos a disfrutar de los productos que este bien produzca e incluso puede mejorar el bien.

Las obligaciones del usufructuario serán las de conservar la cosa en buen estado, entregar el bien una vez finalice el periodo de usufructo y entregar una fianza si así se acordase.

¿Cuándo termina el usufructo?

El derecho de usufructo puede finalizar por cualquiera de estas cuatro razones:

  • Muerte del usufructuario.
  • Finalización del periodo de usufructo pactado en el contrato.
  • Renuncia al derecho de uso y disfrute.
  • Pérdida de la cosa sobre la que se tenía derecho de uso y disfrute.

Una vez finalice el derecho de usufructo, se deberá entregar la cosa en buen estado.