Suecia, un país que avanza hacia la desaparición del dinero en efectivo

Bandera Suecia

Suecia es un país que avanza a pasos agigantados hacia una economía sin dinero en efectivo. Si alguien pretende tomarse un café pagando en efectivo, se encontrará con rótulos que rezan “No aceptamos efectivo”. La próspera nación nórdica ha conseguido ser el estado con mayor uso de tarjetas de crédito y pagos digitales.

El dinero en efectivo está cayendo en desuso. Los billetes y monedas tan solo se emplean en menos del 20% de las transacciones que tienen lugar en los pequeños comercios. Si pretendemos subir al autobús y solo disponemos de efectivo, nos quedaremos sin poder llegar a nuestro destino. Quienes administran pequeños comercios o los representantes sindicales de los conductores de autobús, argumentan que la prohibición de los pagos en efectivo permite evitar robos.

Amplia aceptación de las aplicaciones de pago

Incluso la mayoría de las entidades bancarias suecas han prescindido del dinero físico. Por ello, la tecnología y los nuevos sistemas de pago se han puesto al servicio de la ciudadanía. Los establecimientos comerciales ya han puesto a disposición de los clientes la tecnología iZettle, que permite el pago con tarjetas de crédito y débito a través de una aplicación a través de una tableta o un smartphone.

Otro de los sistemas de pago que goza de amplia aceptación en Suecia es el denominado Swish. Más de la mitad de los suecos utilizan Swish para efectuar sus pagos. Swish evita que los consumidores tengan que recurrir a los cajeros y posibilita transferencias de dinero. Gracias a Swish, se puede transferir dinero con total seguridad a otros usuarios de la aplicación, y todo a través del Smartphone. La tradicional respuesta de no disponer de dinero en efectivo no servirá de excusa a los más tacaños.

El éxito de estos sistemas de pago se debe al gran interés de la población sueca por las nuevas tecnologías. Otros motivos que han permitido el éxito de estas innovadores aplicaciones de pago han sido el hecho de que los suecos conformen una población reducida, dispongan de excelentes infraestructuras de comunicación y muestren unos bajos niveles de corrupción.

Que la cantidad de efectivo en circulación se ha reducido en Suecia es un hecho que no se puede negar. En 2009 había 106.000 millones de coronas suecas en circulación que se han reducido a 65.000 millones en 2016.

Otro hecho innegable es que el ciudadano sueco cada vez recurre menos al dinero en efectivo. Según un estudio de Insight Intelligence efectuado en 2017, únicamente el 25% de los suecos reconoce pagar en efectivo por lo menos una vez a la semana. Es más, el 36% de los encuestados admiten pagar con monedas y billetes tan solo una o dos veces por año.

La tendencia del pago digital y mediante tarjetas seguirá aumentando, y según los expertos, en 2020, el pago en efectivo llegará a convertirse en una forma de pago marginal.

Reticencias a la desaparición del efectivo

Sin embargo, uno de los problemas que preocupan en el país nórdico es la denominada “brecha digital”. Esto se refiere a las personas más mayores, pues tienen más dificultades para acceder y adaptarse a las nuevas formas de pago.

Aparte de los ancianos, hay otros colectivos que encuentran serias dificultades para los pagos con tarjetas, entre los que se encuentran turistas e inmigrantes. Sin embargo, a los bancos no parece preocuparles demasiado dado que no suponen una parte sustanciosa de su negocio.

Otro de los aspectos que preocupan a quienes se oponen a la desaparición total del dinero en efectivo es la protección frente a los ciberataques en estos sistemas de pago que tan rápido ha adoptado la ciudadanía sueca.

Pese a que los suecos han aceptado ampliamente las nuevas formas de pago, la mayoría de los suecos no quieren que el dinero en efectivo termine de desaparecer por completo.

Por su parte, el Riksbank o Banco de Suecia, como máxima autoridad monetaria en el país nórdico, está meditando obligar a los bancos a suministrar efectivo a sus clientes, al tiempo que vigila el modo en que se desarrollan las formas de pago digitales. Por último, el Risbank está valorando la introducción de una moneda digital conocida como “e-corona”, que podría utilizarse para complementar los pagos en efectivo.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

1 comentario en “Suecia, un país que avanza hacia la desaparición del dinero en efectivo

  1. Muy buen ejemplo el de Suecia, en México deberíamos tomar estos referentes y evolucionar. Al menos estamos avanzando en el tema del mercado bursátil, pero hay que seguir fortaleciendo esta cultura que nos permite generar buenas ganancias.

Deja un comentario

HERRAMIENTAS

LO MÁS LEÍDO DEL MES

DEFINICIONES DE ECONOMÍA