Concurrencia de seguros

Lectura: 2 min

La concurrencia de seguros es una situación en la que dos o más pólizas cubren un mismo riesgo. Esto, además, durante periodos simultáneos.

Por lo tanto, en caso de siniestro, se reconocerán varias indemnizaciones. Dichos pagos podrían sumar una cifra mayor al valor del bien protegido, produciéndose una situación de sobreseguro que enriquecería indebidamente al beneficiario.

Características de la concurrencia de seguros

Las características principales de la concurrencia de seguros son:

  • También se le puede denominar seguro múltiple.
  • Si el asegurado no ha informado sobre la concurrencia de seguros al asegurador, este no está obligado a pagar ninguna indemnización.
  • En caso de siniestro, el asegurado realizará la comunicación respectiva y cada aseguradora solo pagará proporcionalmente. Es decir, suponiendo que se ha contratado las coberturas de dos empresas distintas, cada una deberá desembolsar, por ejemplo, el 50% de los daños estimados. Así, se garantiza que la suma de los pagos no supere el capital asegurado, es decir, el valor del bien protegido.
  • Lo anterior es aplicable, en general, a todo tipo de póliza que protege contra daños. Sin embargo, en un seguro de vida no se podría estimar un valor de la pérdida causada. Por lo tanto, el beneficiario recibe el íntegro de todas las indemnizaciones.
  • No debe confundirse con coaseguro, donde se reparte la cobertura de un determinado riesgo mediante un acuerdo. Así, se establece con antelación qué porcentaje de la indemnización prevista corresponde a cada aseguradora. Sin embargo, en la concurrencia de seguros, no existe ningún pacto previo.

Ejemplo de la concurrencia de seguros

Supongamos que una familia adquiere tres seguros para su vivienda. El primero, con la empresa BZY por una suma asegurada o límite máximo de indemnización de US$ 100.000.

Asimismo, se ha contratado otra póliza que podría pagar hasta US$ 150.000 en caso de siniestro. En este caso, el asegurador es la compañía AIC.

Por último, se ha obtenido otra cobertura por una suma asegurada de US$ 135.000, siendo la proveedora la empresa UC Securities.

Para saber lo que debería pagar cada asegurador en caso de siniestro, primero calculamos el valor total por el que está protegida la vivienda.

100.000+150.000+135.000= US$ 385.000

Luego, estimamos el porcentaje de los daños estimados que deberá cubrir cada firma:

  • BZY: 100.000/385.000= 25,97%
  • AIC: 150.000/385.000= 38,96%
  • UC Securities: 135.000/385.000= 35,06%

Por lo tanto, si ocurre un desastre natural que ocasiona perjuicios por US$ 100,000 a la vivienda, cada empresa deberá desembolsar lo siguiente:

  • BZY: 25,97% x 100.000= US$ 25.974,03
  • AIC: 38,96% x 100.000= US$ 38.961,04
  • UC Securities: 35,06% x 100.000= US$ 35.064,94

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario