Liderazgo negativo

Lectura: 3 min

El liderazgo negativo se basa en conseguir los objetivos a cualquier coste, incluso aunque afecte negativamente a los integrantes de la organización.

Aunque el principio del concepto de liderazgo es que esta sea siempre positivo, existe también un tipo de liderazgo negativo y se basa, principalmente, en conseguir los objetivos al costo que sea.

Es justamente este último punto el que ha hecho posible que perdure un tipo de liderazgo negativo en las organizaciones. Cumplir con los objetivos, cumplir con las metas y hacer constantemente mejoras en los procesos, más no en las personas.

Pero estos puntos no tienen que ver con liderazgo, si no que son aspectos de la estrategia y del control de gestión, que permiten planificar, establecer objetivos, metas, estrategias, medios, responsables, etcétera. Eso es diseñar procesos y organizar las responsabilidades a través de acciones medibles.

Los responsables de que se cumplan estos objetivos y metas, cumplen un rol contextual de líder, porque tienen personas bajo su responsabilidad, por lo que ejercen el control desde un método de supervisión, más que de motivación. Reaccionan cuando el indicador está en rojo, pero no proponen acciones tendientes a mejorar la cultura de la organización.

Entonces, si no promueven la mejora de la cultura organizacional, ¿por qué son líderes?

Características de los líderes negativos

Principalmente los líderes negativos existen porque su método funciona; alcanzan los objetivos y metas en el tiempo programado. Por ello, a la luz de los resultados, su trabajo es bueno y no se hace necesario indagar en los procesos, ni mucho menos, en las personas que participaron de dicho proceso.

Siendo así ¿cómo identificar a un líder negativo de uno positivo, si ambos pueden alcanzar buenos resultados?

Justamente es ahí donde se produce la diferencia, porque un buen líder no sólo alcanza buenos resultados, si no que es capaz de alcanzar resultados extraordinarios. Suma el componente de la motivación en la cultura organizacional, lo que llama la atención de saber cómo con los mismos recursos un líder pudo hacer mucho más que otro.

Probablemente quienes han trabajado durante varios años en una misma empresa se han dado cuenta de lo importante que son las relaciones humanas entre el/la gerente y sus subordinados. Razón por la que hoy el clima laboral sí es materia de estudio, al igual que el coaching y por supuesto, el liderazgo.

Los conceptos de misión y visión

Los conceptos de misión y visión surgieron de un estudio que Jim Collins realizó y que derivó en el libro “Empresas que perduran”, en 1995, donde ya se habla de cultura organizacional y se toma en cuenta el factor humano en el desempeño de las empresas. Es decir, las personas no son un recurso” que pueda manipularse tal y como se planifica en el papel. En contraste, son un aliado al que el líder debe adaptarse para conseguir que estas se motiven por el mismo propósito.

Entonces el liderazgo negativo queda invalidado como estilo de liderazgo y se limita conceptualmente a una forma de cumplir objetivos, ya que no toma en cuenta la transmisión del propósito, el valor por las personas, ni ve la oportunidad de conseguir resultados extraordinarios. Al contrario, sólo visualiza una meta y trabaja en función cumplirla, no de superarla con creces.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario