Precio relativo

Lectura: 2 min

El precio relativo es aquel precio de un bien o servicio que está expresado en términos de otro determinado bien o servicio.

Haciendo referencia a las matemáticas se puede subrayar que un precio relativo es también un coste de oportunidad, puesto que sirve de expresión para el número de unidades de un bien a las que hay que renunciar para consumir una unidad adicional de otro bien.

El concepto al que hacemos referencia es básico porque la economía, en conjunto, estudia la escasez de recursos frente a la posibilidad de utilizarlos de diversa manera.

Las decisiones que se toman en el campo de la economía, llevan implícito en cada decisión el cálculo del coste de oportunidad que tienen.

Diferencias entre precio relativo y precio absoluto

Estos dos conceptos están relacionados, por eso es importante conocer con detalle en que se basa cada uno de ellos.

  • El precio absoluto es el valor que representa cualquier bien, servicio o factor en términos monetarios.
  • El precio relativo es la relación que existe entre un bien “X” y un bien “Y”. Por ejemplo. Esto nos indica cuantas unidades del determinado bien “Y” debemos dejar de comprar para adquirir una unidad más del bien “X”.

Podemos decir que el precio absoluto de una mercancía en concreto se expresa en términos de un número determinado de unidades monetarias, como una cantidad de euros o dólares. El precio relativo se caracteriza por otro tipo de expresión en relación al cambio de un bien por otro, y es igual a la razón de los precios absolutos entre ambos bienes.

Ejemplos de precio relativo

El precio relativo se caracteriza por ser el que se especula que puede ser el coste real de un producto, mientras que el absoluto es el precio con el que se sabe cuánto le va a costar al comprador el objeto y se da por unidad.

Por ejemplo: cuestan 15.000 euros hacer 1.000 raquetas de tenis, pero el coste de una raqueta sola por unidad es de 50 euros, eso incluyendo todo los costes de producción para fabricarla, eso sería el precio absoluto. El precio relativo es el que se da un objeto con la intención de conseguir una ganancia adicional, el absoluto es lo que va a costar de manera total.

Otro ejemplo que nos puede aclarar estos conceptos sería el hecho de que el precio absoluto es el que conocemos todos, por ejemplo una bicicleta de gama alta que cuesta 2.000 euros, ese sería su precio absoluto. Su precio relativo es cuando la comparamos con otro producto, por ejemplo en este caso hacerlo señalando que hemos comprado una bici que cuesta 2.000 euros como si hubieran sido dos de gama baja.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario