Puja

Una puja es una cantidad de dinero determinada que un individuo está dispuesto a ofrecer por la adquisición de un bien o servicio en particular.

El entorno en el que suele tener lugar una puja es el de las subastas u ofertas públicas de activos. Se presentan distintas oportunidades en el mercado y con un número limitado, de modo que los compradores interesados en estas deben acudir y evaluar a través del precio de su interés o no por pujar para su consecución.

En ciertos mercados, especialmente el de valores, el término de puja también se aplica a los niveles de tipo de interés en los cuales se hace atractiva la compra y, por tanto, un demandante o comprador estaría interesado empujar para la consecución de una acción, un valor, una opción

Como es lógico, a medida que se incrementa el nivel de pujas en un sorteo o subasta se incrementa simultáneamente el precio del producto subastado. Es decir, una puja supone en la mayoría de ocasiones el sobreprecio continuo, especialmente en casos de bienes o servicios escasos o muy atractivos.

Otras aplicaciones del término de puja

Volviendo al mercado de títulos y valores, es corriente que se denomine puja a las variaciones mínimas permitidas que experimentan los precios de estos en términos de contratos de futuros.

Habitualmente se presenta el concepto de puja mínima, siendo esta aquella cantidad que se exige como mínimo a la hora de entrar en una subasta. En otras palabras se trata de un precio que en ningún caso será inferior en el momento de la venta.

Alternativamente también existe el concepto de puja máxima, estableciéndose el precio máximo que el bien o servicio puede alcanzar. Normalmente este tipo de límites son establecidos por organizaciones o instituciones públicas y de control de mercados.

Evolución de la puja en el mundo digital

Con el avance de las nuevas tecnologías y la globalización experimentada en las últimas décadas, los mercados se han transformado hacia lo digital. De esta manera han aparecido nuevos medios para los mercados globales, tanto a nivel bursátil como de todo tipo de subastas.

A día de hoy para los individuos y las empresas es más fácil acceder a mayor número de pujas en tiempo real y de cualquier lugar del mundo. Ebay es un perfecto ejemplo de ello.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario