Tenedor

Lectura: 2 min

En el argot financiero se denomina como tenedor a toda persona física o jurídica que posee de manera legal un título o valor financiero. Por este motivo es capaz de tomar decisiones respecto a este por medio de su disposición o venta en el mercado.

En virtud de poseedor de un título, todo tenedor tiene la capacidad y el derecho de decidir cómo actuar con el mismo respecto a la búsqueda de su rentabilidad y la compra y venta correspondiente de este.

De este modo, de manera formal se considera que esta persona física o jurídica es la poseedora legítima del valor en cuestión. Por lo que su actividad financiera para con la misma se encuentra protegida y respaldada por el ordenamiento jurídico existente en materia financiera. Esto le permite ejercer sus distintos derechos como poseedor.

Dicho esto, se deduce que la condición de tenedor supone no solamente la posición de determinados títulos en una cartera de valores sino también los derechos que van de la mano de estos.

Sujetos con condición de tenedor

Atendiendo a la naturaleza del valor o título en posesión, existen distintas percepciones del concepto de tenedor en economía.

De esta manera es posible encontrar en el ámbito financiero a tenedores de muy diversos tipos de activos financieros como opciones, acciones de empresas, bonos del estado, letras de cambio o instrumentos financieros o títulos como pagarés o cheques (en condición de endosatario en estos casos).

Se considera que el tenedor de una acción, o accionista, es el propietario de la misma en el periodo de tiempo en el cual disponga de ella.

En economía existe otra definición existente para el concepto de tenedor, más concretamente en el ámbito de la contabilidad.

En dicho área un tenedor es aquel individuo encargado de realizar labores contables como el control de los libros contables de una determinada sociedad. Es decir, la persona asignada para el funcionamiento contable de la empresa en base a la normativa contable vigente.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario