La banca de reserva 100% es un sistema bancario en el que los bancos están obligados a mantener en reservas la totalidad de los depósitos a la vista de sus clientes.

Bajo el sistema de reserva 100%, los bancos no pueden prestar los depósitos de sus clientes, ya que están obligados a mantenerlos en reservas. Por lo tanto, normalmente será el cliente el que pague al banco por el servicio de depósito.

La banca de reserva 100% impide que se produzca el fenómeno del multiplicador bancario. Al no poder prestar los depósitos a la vista de sus clientes, los bancos no pueden aumentar la cantidad de dinero.

Implicaciones de la banca de reserva 100%

La principal implicación de la banca de reserva 100% es que desaparece el multiplicador bancario. Así, los bancos no estarán autorizados a crear dinero como con la reserva fraccionaria. Según los defensores de la banca de reserva 100% esta implicación es fundamental, ya que se impide que los bancos expandan la oferta de dinero y generen ciclos económicos.

Otra implicación de la reserva 100% es que impide que ocurran pánicos bancarios. Al estar los depósitos a la vista siempre disponibles, el banco no será insolvente si se produce una retirada masiva de fondos.

Una de las críticas a la banca de reserva 100% es que al no existir el multiplicador bancario, disminuirá el crédito en la economía, lo que a su vez podría generar crisis económicas. Además, los bancos deberían captar depósitos a plazo para poder realizar préstamos, lo que sería más complicado y restringiría más el crédito.