El bono a 10 años es un bono emitido por el Estado de un país con vencimiento a 10 años. 

Los bonos a 10 años más conocidos a nivel mundial son los bonos americanos o 10 year T-note Treasuries, el bono alemán Bund o el bono suizo.

Características técnicas

El bono a 10 años reúne una serie de características comunes:

  • Cotiza en base 100 en el mercado secundario o de negociación de renta fija.
  • Es un activo que sirve como colateral frente a otros activos de negociación y su valoración es muy importante para contabilizar los flujos de caja futuros.
  • El bono a diez años paga un rendimiento periódico anual que se denomina cupón.
  • Es una referencia en el mercado, dado que es uno de los medidores del pulso y la salud de una economía siendo un activo subyacente en la negociación de productos derivados.
  • El inversor recibirá a vencimiento por su titularidad 9 cupones más el pago del principal.

Se considera el activo de mejor calificación crediticia, dado que es el título ”sin riesgo” por excelencia de la renta fija. La curva de tipos de interés a 10 años, históricamente hablando, tiende a ser mucho más estable si la comparamos con plazos más pequeños, es por ello que ofrece una mayor garantía, además de la seguridad de tener a un Estado que la respalde.

El bono a 10 años en España

En los últimos años, debido a las crisis financieras de deuda y de liquidez, se ha puesto en conocimiento el término prima de riesgo de un país, medido como la diferencia de la deuda de este país respecto a la deuda más segura. En concreto, podemos hablar de que la deuda española llegó a repuntar hasta cotizar en los 700 puntos básicos en un momento de crisis muy complicado dónde se repuntaron las cotizaciones de los seguros contra impagos o credit default swaps (CDS). El Estado español llego a pagar a sus acreedores una rentabilidad anual del 7%, (cuando en el año 2000 tenía una rentabilidad cercana al 1,6%) respecto a la deuda más segura en Europa, que es el Bund y cotizaba en menos de 100 puntos básicos, llegando a situaciones en las que muchos inversores tenían que recibir tipos negativos por el depósito de su dinero en inversiones de deuda alemana, principalmente por el clima de incertidumbre en España y la seguridad macroeconómica de Alemania.bono a 10 años España

A lo largo de los últimos años, ha habido un grado de especulación muy elevado en la deuda a 10 años en beneficio propio, provocando noticias falsas, bajadas o subidas de rating por parte de las agencias de calificación crediticia, rumores infundados o fundados y todo tipo de sorpresas para llevar la rentabilidad del bono donde les resultaba más óptimo para sus intereses. La legislación, en este aspecto, no está desarrollada y se hace difícil frenar la especulación en contra de un Estado.

 

El bono a 10 años en EEUU

Por otro lado, en el caso de EEUU el bono de referencia es el T-Note. Podemos decir que el mayor acreedor de su deuda es China, esto se debe principalmente a la gran crisis que ha sufrido EEUU con las subprime, teniendo que llevar a cabo inyecciones de liquidez para sostener la economía durante tres veces consecutivas (QE1, QE2 y QE3). Estados Unidos tenía un importante déficit de financiación y China un gran superávit y mucha liquidez.

China tiene una gran influencia sobre la economía estadounidense. En el caso de que China optara por dejar de comprar la deuda de EE.UU, dejaría a uno de los más grandes flujos de capital en el país, haciendo más difícil que las empresas obtuvieran préstamos, lo que aumentaría las tasas de interés y los precios de las materias primas a los consumidores. Si China comenzara a vender la deuda de Estados Unidos, esencialmente cobrando sus bonos del gobierno, realmente sacaría dinero de la economía del país americano y crearía una situación aún más grave.

Otra cuestión es la disparidad entre las monedas. En la economía global, el dólar tiene mucho más poder adquisitivo que el yuan (denominación de la divisa china). Esto hace que los productos estadounidenses sean más caros para exportar a los países extranjeros que los productos chinos. Por lo tanto, los precios de China para los productos manufacturados son mucho más competitivos que los de los Estados Unidos.

Ejemplo

La estructura de los flujos de caja de en un bono de 10 millones con un plazo de cinco años y un interés del 6% anual (cupón anual), sería la siguiente:

  1. Desembolso 10 millones de euros.
  2. Un pago de interés de €600.000 en un año.
  3. Un pago de interés de €600.000 en dos años.
  4. Un pago de interés de €600.000 en tres años.
  5. Un pago de interés de €600.000 en cuatro años.
  6. A vencimiento, recibiré un pago de principal de €10 millones en cinco años más un pago de interés de €600.000 en cinco años.

bono a 5 años