La demanda interna es el gasto en bienes, servicios e inversión que hacen los residentes de un país durante un determinado período de tiempo.

La demanda interna corresponde al gasto que hacen los agentes económicos residentes de un país (las personas, empresas y el gobierno), en bienes y servicios tanto para consumo como para inversión, durante un determinado período de tiempo (usualmente se mide cada año). La demanda interna es un indicador muy importante del grado de desarrollo y nivel de bienestar de un país, cuando la demanda interna crece, la economía tiende a crecer (con mayor producción y empleo).

Como veremos más adelante la demanda interna en una economía abierta es igual a la demanda agregada menos las exportaciones netas.

Componentes de la demanda interna

Los tres elementos de la demanda interna son los siguientes:

  • Consumo hogares (C): corresponde al gasto que hacen las personas y familias en bienes y servicios para poder satisfacer sus necesidades diarias. Este gasto incluye alimentos, ropa, servicios de peluquería, colegios, etc. Se excluye la compra de viviendas.
  • Gasto del gobierno (G): se refiere al gasto (tanto en consumo como en inversión) que hacen el gobierno a través de sus administraciones públicas (centrales, autonómicas y locales) para poder llevar a cabo sus actividades. Este gasto incluye materiales de oficina, salarios de los trabajadores públicos, alquiler de oficinas, etc.
  • Inversión (I): es el gasto en bienes durables que hacen las empresas para poder producir otros bienes y servicios. También se incluye el gasto en existencias (materias primas, productos semi-elaborados, etc) y la compra de vivienda de parte de los hogares. Algunos ejemplos de gasto en inversión son las maquinarias para fabricar pan, vehículos para el transporte de mercancias, edificios, etc.

Cómo se mide la demanda interna

Caso de una economía cerrada

En una economía cerrada, la demanda interna (DI) es igual a la suma del Consumo, la Inversión y el Gasto del Gobierno. No existen importaciones ni exportaciones por lo que la demanda agregada (DA), que es la suma de la demanda interna y la demanda neta de los residentes en el exterior, es igual a la demanda interna (DI).

DA= C + I + G = DI

Donde:

C= Consumo hogares

I= inversión

G= Gasto del gobierno

Caso de una economía abierta

En el caso de una economía abierta, para obtener la demanda interna restamos a la demanda agregada (DA) la demanda neta de los residentes en el exterior, o lo que es lo mismo, las exportaciones netas (X- M).

DA= C + I + G + (X-M)

Donde:

XN= X-M = Exportaciones – Importaciones

Y como DI = DA – XN. Si restamos las exportaciones netas (XN) obtendremos la (DI):

DI= C + I + G

Factores determinantes de la demanda interna

Existen varios factores que pueden afectar a la demanda interna de un país, a continuación nombramos algunos de ellos:

  • Cuando la tasa de desempleo de un país es baja, la demanda tiende a aumentar.
  • A mayor crecimiento del país, la demanda tiende a crecer.
  • Si los consumidores tienen buenas expectativas del futuro económico del país, la demanda tiende a crecer.

La demanda interna puede ser un motor muy importante en el crecimiento de un país. No obstante, cuando el crecimiento de la demanda se basa en un endeudamiento descontrolado o en subsidios gubernamentales para favorecer a los productores nacionales, existe un riesgo muy importante de una desaceleración económica. Es clave entonces que las políticas económicas tiendan a favorecer una demanda saludable acorde con el ingreso y las expectativas de crecimiento del país.