El envejecimiento de la población es un concepto propio de la demografía con gran importancia en el estudio económico. Se centra en el análisis del cambio que se desarrolla en la población atendiendo a sus diferentes tramos de edades, desde una presencia inicial de individuos jóvenes ponderante a una posterior situación de mayoría de individuos más longevos.

El fenómeno del envejecimiento de la población se relaciona con la denominada segunda transición demográfica en su ámbito de estudio y se corresponde a los distintos cambios de carácter sociológico y económico que la humanidad ha experimentado a lo largo de los años. Por definición, este hecho supone el aumento en proporción de personas de edad avanzada (mayores de 60 años) teniendo en cuenta el total de la ciudadanía. De este modo, al ser las condiciones de vida cada vez mejores, las personas alargan su esperanza de vida y, por tanto, se incrementa el volumen de personas mayores en la sociedad.

Los avances científicos, en salud pública y el bienestar alcanzado en la mayoría de los países del mundo ha ayudado a que se produzca esta proliferación de tramos de edad superiores, teniendo como respuesta a su vez que proporcionalmente haya menor volumen de personas jóvenes en los estudios demográficos.

Al aumento de la esperanza de vida que se ha ido estableciendo hay que sumar la disminución de la tasa de natalidad en los países más desarrollados, lo que hace que no haya una reposición en el número de personas jóvenes que pueda compensar este aumento de mayores. En muchos de estos lugares, como en el caso de España, este hecho se ha visto compensado con la población inmigrante, cuyas tasas aún siguen siendo más altas en términos de descendencia.

En ese sentido, cabe destacar el fenómeno de la migración como otro elemento importante a tener en cuenta junto a las tasas de mortalidad y natalidad, ya que habitualmente las personas que emigran en búsqueda de oportunidades se corresponden con tramos de edad jóvenes.

Como instrumento de representación y análisis se emplea la pirámide de población, una especie de gráfico de barras horizontales que por medio de distintas medidas o longitudes muestra las proporciones poblacionales de un país o región, tanto a nivel de edad como de sexo. De este modo son fácilmente observables y medibles los diferentes tramos antes comentados.

Un ejemplo de envejecimiento de población lo podemos observar fácilmente en una pirámide de población de España entre el año 2009 y 2049:

piramide poblacion