La Integración horizontal es una estrategia que adopta una compañía cuando busca ofrecer sus productos o servicios en diferentes mercados. Al igual que en el caso de integración vertical se trata de una opción existente en la dirección estratégica de empresas a la hora de plantear el crecimiento de las mismas.

Existen dos tipos de integración horizontal:

  • De marketing: En la integración horizontal de marketing se busca que la empresa se haga con mayor cobertura de mercado. A través de la creación de firmas subsidiarias se pone a la venta dicho servicio o bien en distintos segmentos de mercado.
  • De producción: En este caso una empresa establece una serie de plantas en diferentes puntos en los que se ofrecen productos similares. Esta suele ser la modalidad menos frecuente.

La integración horizontal puede ejecutarse mediante acciones de compra de empresas o fusiones en el mismo sector. Apple puede servir como ejemplo, ya que aprovechó su conocimiento y experiencia en la producción de teléfonos móviles para establecerse en la producción de tablets con el ipad.

Por lo tanto, observamos una de las características de este tipo de integración: permite a las empresas aprovechar sus recursos tecnológicos, humanos, etc. Otra característica es la complementariedad, ya que el beneficio obtenido de procesos de integración horizontal dependerá en gran medida de lo complementarias que sean las partes o subsidiarias.

Otro caso destacable de integración horizontal fue el realizado por las empresas de mensajería, que aprovechando su servicio habitual de envío y recepción de mercancías aprovechó para desarrollar un servicio de seguros sobre los paquetes que transportaban habitualmente.

Otro aspecto a destacar de las empresas que apuestan por este tipo de estrategias es el afán expansionista. Con el ánimo de alcanzar grandes cuotas de mercado y alto nivel de expansión las empresas optan por adquirir empresas similares o competidoras. De este modo puede llegarse incluso a situaciones cercanas al monopolio en ciertos mercados ya que se reduce el nivel de competencia en los mismos.

Al igual que sucede con la integración vertical, la práctica de la integración horizontal puede estimular la creación de economías de escala o de economías de alcance gracias al comentado aprovechamiento de los recursos.