La psicología del trading hace referencia a todos aquellos aspectos mentales que afectan a la inversión en los mercados financieros. La psicología del trading es lo que diferencia, sin ningún ápice de dudas, a los traders que ganan de los traders que pierden.

Recordemos que el trading se compone de tres pilares fundamentales: análisis, gestión monetaria y psicología del trading. Para tener una somera idea de la importancia que tiene este tercer pilar basta con realizar un supuesto muy simple.

“Nuestro análisis que, tras haber hecho las comprobaciones pertinentes, acierta un 70% de las ocasiones nos dice que el precio de una acción debe pasar de 5 euros (valor actual) a 6 euros (valor estimado por el análisis). De manera que compramos 10.000 acciones de la compañía. Además, sabemos que si el precio cae hasta 4,50 la operación formará parte del 30% de operaciones que fallamos. Aún sabiendo todo esto, cuando el mercado baja a 4,60, empezamos a experimentar miedo (estamos perdiendo 4.000 euros) y cegados por el miedo acabamos cerrando la operación antes de que nuestro análisis lo dicte. Posteriormente el precio sube hasta donde habíamos esperado.”

Y este supuesto, que puede parecer irreal e irrisorio, es poco comparado con la cantidad de situaciones en las que nos encarcelan nuestras emociones. La estabilidad emocional es pieza clave en la inversión en bolsa. Sin una psicología del trading adecuada no solo no generaremos rentabilidad, sino que perderemos todo nuestro capital.

Claro que, entendiendo que la psicología del trading es un pilar fundamental vamos a desglosar los aspectos y emociones que la conforman. Veremos los aspectos negativos, es decir, aquellos que nos hacen perder dinero. Y también veremos aquellos aspectos positivos gracias a los cuales conseguimos generar rentabilidad.

Algunos de los aspectos clave de la psicología del trading