Un sector económico es cada una de las partes resultantes de la división de la actividad económica de un país, generalmente teniendo en cuenta diferentes factores a la hora de realizar clasificaciones.

La delimitación de un sector económico es una buena manera de definir conjuntos de actividades productivas o comerciales que reúnen una serie de características similares; es decir, cuentan con una naturaleza similar.

Dentro de esta parte de la actividad económica a diferenciar se encuentran varios puntos en común e importantes características que distinguen a sus integrantes de otras agrupaciones que se encuentran en el resto de sectores económicos existentes. Principalmente podría considerarse que la división tiene lugar atendiendo a los diferentes procesos de producción particulares de cada uno de estos sectores, como veremos a continuación.

Los tres sectores económicos:

Habitualmente suele realizarse una división de la actividad económica en tres sectores diferenciados y los cuales cuentan con un gran tamaño:

  • Sector primario: formado por aquellas empresas que desarrollan su actividad a través de la obtención de recursos naturales. Es el caso de compañías ganaderas o agrícolas.
  • Sector secundario: en este sector se da la transformación de materia prima en producto elaborado. Aquí se encuentra el ejemplo de la industria textil o la fabricación de muebles.
  • Sector terciario o servicios: este sector se refiere a la comercialización de servicios más bien intangibles. Hablamos por ejemplo del negocio de las telecomunicaciones.

El sector económico re refiere a cada parte de la actividad económica. Por su parte, cuando hablamos de sectores de producción nos estaríamos refiriendo a los diferentes tipos de producto creado, como ganadero, en la construcción, transporte, etc.