La CNMV advierte desde 2017 de 73 chiringuitos financieros

Chiringuito financiero

Desde enero de 2017, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española advirtió de la aparición de 73 chiringuitos financieros. Es decir, de empresas no autorizadas para actuar en los mercados de valores.

El año pasado por estas fechas, la CNMV había advertido a través de su página web de la existencia de 15 chiringuitos financieros. En lo que va de este año 2018, ya ha advertido de 20. Lo que supone un crecimiento en el número de avisos superior al 30%.

Aseguran que gracias a sus servicios de inversión, podrás generar una gran suma de dinero con un capital inicial muy reducido. Podrás conseguir la ansiada libertad financiera, poner fin a tus problemas económicos y disfrutar de mucho tiempo libre. El dinero trabajará para ti, afirman, y no al revés. Este tipo de empresas, además de no estar autorizadas, se caracterizan por pintar de color de rosas el horizonte financiero de sus clientes. Prometen grandes rentabilidades, muy superiores a la media y otorgan todo tipo de facilidades.

Al son de mensajes como: “Lo que tú banco no quiere que sepas” o “Con este sistema podrás generar dinero con poca dedicación al día”, pretenden captar clientes. Cuantos más mejor. Muchas de estas empresas  acaban perdiendo todo el dinero de sus clientes. Otras, sin embargo, huyen con el dinero y desaparecen de la faz de la tierra.

¿Es muy difícil ganar dinero invirtiendo en bolsa?

Ganar dinero en bolsa puede ser una tarea no demasiado compleja si el inversor está bien asesorado. Ahora bien, una cosa es ganar dinero y otra hacerse rico. El morbo de la bolsa, las películas de Hollywood, Gordon Gekko, los yates de lujo y el Lobo de Wall Street han facilitado la proliferación de este tipo de estafas.

Pensar que ganar dinero en bolsa es tan fácil como realizar un curso de un fin de semana es absurdo. Es más, pensar que con escaso estudio y formación, vamos a poder generar rentabilidades superiores al 20% anuales es irrisorio. Warren Buffett, para muchos el mejor inversor de la historia, generó un 20% anualizado durante 40 años. La bolsa, de media, genera aproximadamente un 7%.

Dicho lo cual, lo realista cuando nos planteamos invertir en bolsa sería superar aunque solo sea ligeramente ese 7% anual. Estos chiringuitos financieros, en contraste, ofrecen esas rentabilidades pero mensualmente. Para que se hagan idea de la imposibilidad de esto, mostraré un ejemplo. Si invertimos 10.000 y generamos un 20% mensual, al cabo de tres años, habríamos conseguido la friolera de 6 millones de euros. Si extendemos la inversión a 5 años, generamos casi 500 millones de euros.

Visto así, nadie los creería, pero el poder de persuasión de estas entidades es asombrosa. Generan un clima de confianza hasta que se quedan con el dinero del cliente.

Consejos pare evitar chiringuitos financieros

Llegados a este punto, hemos de tener claras muchas cosas. Los milagros financiero no existen. El dinero no aparece de la nada y, en la gran mayoría de los casos, cuesta esfuerzo y tiempo conseguirlo. Para ganar dinero en bolsa, el inversor debe ser consciente de que la paciencia es su aliada.

Además, como suele decirse, lo barato sale caro. Es mejor gastarse un poco de dinero en un asesor debidamente autorizada y certificado, que intentar hacer todo por cuenta propia. Si el asesor es bueno, como mínimo evitará que pierdan grandes cantidades de dinero. Y, una vez conseguido esto, les asesorará para que generen dinero a largo plazo.

En cualquier caso, lo que todo el mundo debe tener claro, es que es imperativo evitar los chiringuitos financieros. Así pues, a continuación se muestran diez consejos pare evitarlos:

Autorización de las entidades

  • El inversor debe verificar siempre que la entidad está autorizada y que no ha sido advertida por la CNMV del país.
  • Los chiringuitos financieros son peligrosos. Las personas y entidades detrás de los mismos siempre intentarán engañarle. Con lo cual, en caso de duda consulte a un experto de confianza.

Técnicas de captación de inversores

  • Desconfíe siempre en los siguientes casos:
    • Llamadas y correos que no esperas recibir.
    • Urgencia por invertir.
    • Bonificaciones por invertir.
    • Le piden que capte clientes
    • Presión psicológica para que invierta ya.
    • Mención a la CNMV. La CNMV nunca recomienda que se realice una inversión.
  • Especial atención a las redes sociales.  Suelen publicar vídeos promocionales en redes sociales, presumir de sus ganancias y exponer casos de supuestos clientes muy satisfechos.

Productos que comercializan

  • No existe rentabilidad sin riesgo. A rentabilidades altas, altos riesgos. No invierta en algo si no entiende bien como funciona.
  • Leer la letra pequeña de comisiones y gastos.
  • Muchos productos ofrecidos por estas entidades, ni siquiera existen. De nuevo, consulte a un asesor de confianza.

Perfil y formación del inversor

  • Cualquier persona puede ser objeto de fraude. La formación puede evitar caer en chiringuitos financieros. No obstante, cualquiera puede ser engañado si no presta la suficiente atención a la hora de invertir.

Si no puede recuperar su dinero

  • Si no le devuelven el dinero cuando lo solicita, deje de realizar aportaciones.

Ponga el fraude en conocimiento de la CNMV

  • Si sospecha cualquier fraude denuncie de lo ocurrido ante la Policía. Y, por supuesto, comunique los hechos a la CNMV.

 

En conclusión, evite aquello que no conozca o parezca milagroso. Y siempre, revise si la entidad está autorizada por la autoridad correspondiente.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario

HERRAMIENTAS

LO MÁS LEÍDO DEL MES

DEFINICIONES DE ECONOMÍA