Ánimo de lucro

El ánimo de lucro es la intención de obtener una ganancia o beneficio económico. Esta intención suele estar ligada a cualquier actividad económica o emprendimiento.

El ánimo de lucro es la motivación central de las empresas en una economía de mercado. Las empresas invierten y utilizan recursos productivos con el fin de vender sus productos o servicios a un precio mayor que el costo de producción, de modo de obtener una ganancia.

No todas las organizaciones tienen este ánimo, aun cuando comercialicen bienes o servicios en el mercado. Así por ejemplo, existen organizaciones que ofrecen servicios educativos, cobran un precio por ellos pero su objetivo principal no es obtener ganancias.

Ejemplo de ánimo de lucro

La mayoría de las empresas que conoces tienen un ánimo de lucrarse, así por ejemplo, las líneas áreas comerciales, los supermercados, los estudios de abogados, etc.

Cabe destacar que los trabajadores autónomos también ofrecen su trabajo con el ánimo de obtener un lucro de ello.

Reconocimiento del ánimo de lucro en España

En España, la Constitución reconoce el derecho a formar una empresa o asociación con el fin de obtener lucro. Existe la libertad de reunión y asociación para crear empresas con el objetivo de lucrar y se considera que es este un mecanismo para crear riqueza, inversión, empleo, etc.

El concepto de ánimo de lucro en el Derecho

El ánimo de lucro en el ámbito del Derecho se entiende como la intención de un sujeto de derecho de aumentar su patrimonio u obtener otro beneficio a través de una actividad (que puede ser lícita o no).

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario