Balance de volúmenes (OBV)

El balance de volúmenes, conocido en inglés como on balance volume, es un indicador técnico utilizado en análisis bursátil que relaciona el volumen bursátil con los cambios en la cotización.

El objetivo de este indicador es ver si el movimiento de la cotización es acompañado por el volumen. Es decir, si el precio está subiendo el indicador debe aumentar su valor. De la misma forma, si el precio está cayendo el indicador debe reducir su valor. Es decir, indicador y precio deben ir en el mismo sentido.

La lógica detrás de esto radica en que cuando un valor sube, el interés por el valor debe aumentar y, en consecuencia, también el volumen. Mientras que si el valor cae, el interés por el valor debe reducirse y, por tanto, también el volumen.

Su apariencia es la siguiente:

On Balance Volume

Fórmula del balance de volúmenes

La forma de calcularlo es muy sencilla. Si el precio de cierre actual está por encima del precio de cierre del periodo anterior, el volumen actual se suma al valor anterior de volumen. Por contra, si el precio de cierre actual está por debajo del precio de cierre del periodo anterior, el volumen actual se resta al valor anterior de volumen. En el caso de que el precio de cierre sea igual al del periodo anterior, el indicador no varía.

Como todo indicador técnico el balance de volúmenes tiene una fórmula que arroja como resultado un gráfico como el de la imagen anterior.  La fórmula del indicador es la siguiente:

Donde “t” es el momento actual y “t-1” es el periodo anterior. Resumiendo, si la vela es alcista se suman y si la vela es bajista se restan.

Interpretación del indicador

Tal como explicábamos al principio, la idea es sencilla. Si el indicador se mueve en la misma dirección que el precio, buena señal, la tendencia es sana. Por el contrario, si el indicador se mueve en dirección opuesta al precio, mala señal, puede que la tendencia esté cerca de terminar.

En este punto, vamos a explicar cómo se usa en la mayoría de los casos. El uso principal de este indicador se basa en las divergencias. Podemos diferenciar entre divergencias alcistas y divergencias bajistas.

  • Divergencias bajistas

Una divergencia alcista en el balance de volúmenes ocurre cuando el precio se mueve al alza y el indicador a la baja. Cuando esto ocurre, quiere decir que el dinero institucional está saliendo del valor.

El precio sube porque el valor se ha hecho popular y los inversores peor informados se lanzan a comprarlo. Pero la realidad es que el valor no es realmente atractivo.

  • Divergencias alcistas

Una divergencia bajista en el indicador ocurre cuando el precio se mueve a la baja y el indicador al alza. En este punto, el dinero institucional está comenzando a entrar en el valor.

Dicho de otra forma, los inversores con más capital y que están mejor informados comienzan a comprar grandes cantidades. El precio cae debido al pánico de los pequeños inversores que creen que el valor nunca parará de caer.

En definitiva, se trata de un indicador que trata de identificar la entrada o salida de las manos fuertes. En la jerga bursátil, las manos fuertes son los inversores institucionales. Esto es, los inversores con más capital y mejor información.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario