Cuentas correctoras

Las cuentas correctoras o contra cuentas son cuentas contables que se utilizan para ajustar el valor de determinadas partidas contables.

Los activos de las empresas por lo general se contabilizan por su valor de adquisición. Con motivo del paso del tiempo o el uso continuado, los activos sufren una perdida en su valor y en sus prestaciones. Esas pérdidas, depreciaciones, amortizaciones o deterioros han de ser contabilizados en los estados contables para reflejar en todo momento el valor real del bien. Por lo tanto las cuentas correctoras se pueden entender como partidas contables que sirven parar corregir el valor de los activos por las depreciaciones, amortizaciones y/o deterioros que sufren estos con el paso del tiempo.

Tipos de cuentas correctoras

El Plan General Contable (PGC) distingue dos tipos de cuentas correctoras.

  • Cuentas de amortización acumulada: Corrigen el valor de los activos inmovilizados materiales e inmateriales por el desgaste sufrido por el uso y el paso del tiempo (depreciación de maquinaria o amortización de una patente por ejemplo).
  • Cuentas de provisiones: Sirven para corregir la pérdida de valor reversible de cualquier tipo de activo, como por ejemplo las provisiones por deterioros de cuentas a cobrar o las provisiones por deterioros de existencias.

Ejemplo de contra cuentas

La empresa XYZ compro maquinaria en Enero del año 2XX1 por 50.000€ pagando al contado. La empresa amortiza su maquinaria en 5 años y sigue el método de amortización lineal. Se pide hallar el valor en libros en el año 2XX2.

Dado que la empresa amortiza por el método lineal, amortizará 10.000 cada año. Esto es el resultado de dividir el valor de la maquinaria entre los años útiles de vida (50.000/5=10.000).
Por lo tanto, para reflejar el valor de la maquinaria en el año 2XX3 la empresa tendrá que utilizar la cuenta correctora de amortización acumulada, para minorar el valor del activo en sus estados contables. De esta manera la empresa refleja en cada momento el valor real de la maquinaria en cada momento.

Compra de la maquinaria a 1 de Enero de 2XX1

DebeHaber
(213) Maquinaria 50.000(572) Bancos, c/c 50.000

Tras esta compra la maquinaria figuraría en el activo no corriente de la empresa por valor de 50.000. Tras esto la empresa ha de amortizar año tras año su maquinaria y reflejar la acumulación de esa amortización.

 

Amortización a 31 de Diciembre de 2XX1

DebeHaber
(682) Amortización del inmovilizado material 10.000(282) Amortización acumulada del inmovilizado material 10.000

 

Amortización a 31 de Diciembre de 2XX2

DebeHaber
(682) Amortización del inmovilizado material 10.000(282) Amortización acumulada del inmovilizado material 20.000

 

Como vemos en el ejemplo, la empresa ha amortizado cada año la maquinaria por valor de 10.000€. Tras pasar 2 años la empresa ha acumulado un total de 20.000€ con la amortización de la maquinaria. De esta manera se corrige y ajusta el valor de la maquinaria a su valor real actual de 30.000€.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario