Diferencial de intereses

Un diferencial de intereses es una prima que se carga sobre un índice de referencia para calcular el tipo de interés que se aplica a un activo/pasivo financiero. Por ejemplo, Libor + 1% o Euribor + 1%.

Cuando se compra o vende determinados productos o activos financiero estos tienen asociado un tipo de interés. Este tipo de interés será su rendimiento explicito. Será recibido por la persona que lo compra (cuando es un activo) o bien será abonado por este (cuando es un pasivo). Sobre ese tipo de interés se añade un determinado porcentaje que vendrá condicionado por diversas circunstancias.

La diferencia entre un diferencial mayor o menor viene determinado por los riesgos de liquidez, de vencimiento, de las cuotas o el riesgo de crédito asociado al cliente, entre otras circunstancias. Cuanto mayor sea el riesgo asociado al producto o mayor el riesgo de impago mayor será el diferencial de intereses.

Por lo tanto un diferencial de interés entendido de manera sencilla, es la diferencia entre el tipo de interés del índice de referencia y el tipo de interés al que se cotiza el producto en cuestión.

También se conoce como diferencial de intereses a la diferencia entre los intereses que cobra un banco por ofrecer prestamos a largo plazo y los intereses que ofrece por guardar el dinero de sus clientes (normalmente mediante depósitos). Este diferencial es el beneficio que obtienen los bancos por asumir el riesgo de prestar a plazos mayores de los que le prestan. Esto es porque los depósitos que ofrece suelen ser a corto plazo, mientras que los préstamos que otorga suelen ser de muy largo plazo (hipotecas, préstamos personales, etc).

Diferenciales de intereses más comunes

En los mercados financieros existen una infinidad de diferenciales de intereses. A continuación se comentan los más típicos.

  • Diferencial de intereses de una hipoteca: Es el diferencial que cobra el banco al cliente cuando contrata un préstamo hipotecario. El banco utiliza una determinada referencia dependiendo del país en el que este. Por ejemplo en Europa se utiliza el Euribor a 10 años para calcular la hipoteca.
  • Diferencial de intereses de un bono corporativo: Es el diferencial que se aplica a una emisión de deuda corporativa de cualquier empresa. Para ello se suele utilizar como referencia un activo libre de riesgo. Este activo libre de riesgo suele ser la deuda soberana a 10 años del país emisor.
  • Diferencial de intereses entre divisas: Es el diferencial de intereses entre un par de divisas. Por ejemplo si el dólar canadiense tiene un tipo de interés del 2,25% y el peso mexicano tiene un interés de un 7,5% tendríamos un diferencial de 5,25%.

Ejemplo de diferencial de intereses

El señor Petersplatz es residente en Alemania y acude al banco a pedir un préstamo hipotecario. Este necesita 200.000€ para comprar una casa. Supongamos que el Euribor a 10 años (principal índice de referencia para calcular las hipotecas) está en un 2%. Al estudiar su situación personal y analizar el riesgo de la operación, el banco al que acude el señor Petersplatz, decide aplicar un tipo de interés para el préstamo hipotecario del 3,5%.

El interés del 3,5% aplicado tiene dos componentes. Un 2% (coste del dinero para el banco) y un 1,5% (diferencial de interés). Por lo tanto este diferencial de intereses sería lo que el banco ganaría por la cantidad prestada al señor Petersplatz.

Comparte este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te recomendamos leer:

Deja un comentario