Flotación limpia

Lectura: 2 min

La flotación limpia es aquella situación donde el precio de una moneda, en relación a otras divisas, está determinado por la ley de oferta y demanda. Es decir, no hay intervención del Estado en el mercado cambiario.

A este sistema también se le conoce como flotación independiente. Además, es una de las dos formas para establecer un tipo de cambio flexible. El segundo método es la flotación sucia, en donde a pesar de haber flexibilidad de intercambio, el el Gobierno interviene ocasionalmente a través de la autoridad monetaria o banco central.

La flotación limpia no es un sistema común debido a que los gobiernos buscan dar predictibilidad a los agentes económicos. Es decir, el consenso implícito es que la población debería saber que el tipo de cambio se mantendrá, al menos, dentro de un determinado rango.

Con todo lo anterior, es usual que las autoridades intervengan a través del banco central(o su entidad equivalente) para evitar fuertes movimientos en la cotización de la moneda.

Ventajas y desventajas de la flotación limpia:

Entre las ventajas de la flotación limpia destacan:

  • Las autoridades(usualmente el banco central) no deben destinar recursos a evitar fuertes variaciones del tipo de cambio.
  • La política monetaria del país no dependerá de las decisiones de otras naciones en esta materia. Por ejemplo, situémonos en el caso de un país latinoamericano. Si EE.UU. emite más dólares, no se aplicará ninguna acción y(asumiendo que todas las demás variables permanecen iguales) se dejará que el valor del billete verde caiga (a mayor oferta de dólares, menor será su precio).
  • El precio de mercado de la moneda refleja adecuadamente su valor. Así, sirve como claro indicador a la ciudadanía sobre la situación económica global y local. Por ejemplo, si hay un choque interno por un evento que causa desconfianza en el mercado, la moneda local caerá inmediatamente.

Asimismo, entre las desventajas de este sistema podemos destacar:

  • Las empresas de que exportan están sujetas a incertidumbre. Al enfrentarse a un tipo de cambio muy variable, no podrán planificar su negocio con precisión. Por ejemplo, en el caso de un exportador que vende en dólares, sus ingresos(denominados en moneda nacional) se verán disminuidos si cae el valor de la divisa estadounidense.
  • La acción de los especuladores podría afectar el mercado cambiario. Por ejemplo, si aumenta la demanda de una moneda, aunque no existan mayores fundamentos, subirá su cotización. Lo contrario sucederá si los agentes dejan de comprar la divisa.

Comparte este artículo

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, TE RECOMENDAMOS LEER:

Deja un comentario